viernes, 13 de septiembre de 2013

Intensificará reforma laboral índices de desocupación y ambulantaje: UAM

FUENTE: LA JORANDA.
AUTOR: ARIANE DÍAZ.

Ambos indicadores se acentuaron durante la administración federal de Felipe Calderón, pues de 2007 a 2012; el primero se incrementó de 4.6 a 5.12 por ciento.

México, DF. Los índices de desocupación e informalidad se intensificarán con la reforma laboral recientemente aprobada, advirtió Enrique de la Garza Toledo, investigador del posgrado en Estudios Sociales de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

El experto en temas laborales refirió que dichos fenómenos se acentuaron durante la pasada administración federal, a cargo de Felipe Calderón, pues de 2007 a 2012 la desocupación se incrementó de 4.6 a 5.12 por ciento; en tanto que la cifra de trabajadores con ingreso menor a cinco salarios mínimos creció de 88.5 a 91 por ciento y el porcentaje de trabajadores que pasó a la informalidad aumentó de 26.9 a 27.7 por ciento.

Además, la proporción de asalariados sin prestaciones se acrecentó de 36.7 a 39.8 por ciento y el de asalariados sin contrato escrito de 46.3 a 50.49 por ciento, con lo que el total de trabajadores informales alcanza actualmente 60 por ciento, informó el investigador.

De la Garza Toledo -quien es profesor distinguido de la UAM- alertó sobre el escenario adverso que enfrenta la clase trabajadora, debido a la “acentuada” tendencia a la subcontratación, a la que cada vez más compañías recurren con el fin de ahorrarse costos laborales, pues al trabajador subcontratado generalmente se le paga menos, no tiene prestaciones ni seguridad de permanencia en el empleo respecto a quienes están contratados de manera formal.

Señaló que hay bancos cuyos empleados ya se encuentran bajo este esquema y algunas empresas han llegado al extremo de subcontratar incluso a los gerentes, con la pretensión de no tener responsabilidades laborales, sino que caiga en una compañía “secundaria”.

Otro de los aspectos adversos se refiere a recortes de personal o supresión de prestaciones, "pues existe la idea entre los empresarios de ahorrar a como dé lugar para sacar adelante su empresa; es una estrategia en la que el posible éxito de la compañía recae en las malas condiciones laborales de los trabajadores", asentó la UAM en un comunicado.

En México, dijo De la Garza Toledo, los trabajadores no cuentan con sindicatos fuertes pues más de 80 por ciento de ellos pertenece a organizaciones corporativas que no están dispuestas a defender los derechos laborales, sino a ponerse de acuerdo con los patrones, situación que ha prevalecido los últimos 30 años.

El panorama se agrava si se considera el desinterés de los partidos políticos, para los cuales el tema laboral-sindical no tiene preferencia en ninguno de ellos.

Aunque la reforma laboral se aprobó recientemente, “ya estamos sintiendo sus efectos,” apuntó el investigador, quien añadió que ésta contiene elementos que para las condiciones económicas en que se encuentra México pueden ser muy negativas, como el pago por horas, que da a las empresas una gran facilidad de contratar por el tiempo que quieran, lo que evita hablar del trabajador de base de ocho horas. “Son trabajos más bien eventuales” donde los empleados pueden ya no ser contratados al día siguiente.

Sobre la subcontratación explicó que ya ha quedado bien definido y tipificado en la ley laboral, “de manera que ya no hay duda de que en este país puede recurrirse a la subcontratación de manera legal” y esto quiere decir que los trabajadores estarán en condiciones laborales precarias.

Este es un camino que se apuntala y se refuerza porque los sindicatos “no hacen nada” y, por tanto, los empresarios “meten el acelerador y esa es la forma de triunfar en el mercado”.