viernes, 27 de septiembre de 2013

Dinero: La primera crisis del nuevo PRI, El futuro de la miss Gordillo, Días complicados.

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: ENRIQUE GALVÁN OCHOA.

La mayor parte de los primeros 70 años de malvivencia con el PRI fueron de un constante sufrir. Una generación sucedía a otra y al despertar la crisis seguía ahí. Ahora que ha vuelto al poder comienzan a aparecer los síntomas de su primera crisis, apenas 10 meses después de su resurrección. Primero, la desaceleración o recesión. 

Luego, el endeudamiento; ya anunció que aumentará la colocación de Cetes y Bondes, además de un crédito internacional multimillonario. Por otro lado, continúa la salida de los capitales. 

Familias mexicanas de la clase media alta continúan comprando casas en California y Texas, de acuerdo con la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios. 

Falta el empujoncito para caer de lleno a una crisis. Si se aprueba la reforma energética, las ganancias del petróleo tendrán que compartirse con particulares –quizá prestanombres de personajes de la clase política. Pemex bombeará menos dinero al gobierno. Los contribuyentes se resisten a pagar más impuestos para equilibrar las finanzas de la petrolera. Por ahí el empujoncito nos anda buscando. Los tiempos del PRI han regresado.

La maestra se hará budista

¿Será necesario reinstalar en su sindicato a la maestra Gordillo para que sirva de imán a la furia tanto de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) como de la población? Suena bastante improbable. Posiblemente recuperará su libertad antes de Navidad, pero será para emprender una vida en la meditación en su casa junto al mar en Coronado. A veces los intereses de los jueces no hacen clickcon los de la Procuraduría General de la República (PGR). También se les peló Caro Quintero. La gráfica que se anexa arriba muestra algunos momentos culminantes del proceso.

Asunto: días complicados

Quieren encarecer las rentas de los inmuebles con 16 por ciento de impuesto al valor agregado; ya ni perro podremos tener sin pagar IVA; no podremos comprar un departamentito, porque aumentarán 16 por ciento. Nos harán insolventes y ahora por no poder pagar créditos de los usureros (banqueros, institutos de vivienda y un largo etcétera), pues iremos a dar a la cárcel.

Raúl Rodríguez Martínez /DF (cada vez más indignado)

R: Vienen días muy, muy complicados.