lunes, 8 de julio de 2013

Fuerza Civil toma calles de San Pedro

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: CÉSAR CEPEDA.

En un contundente golpe al ‘blindaje’ que dejó el exalcalde Mauricio Fernández, Estado y Ejército asumen el control de la seguridad y retienen a 127 uniformados para investigación.

El controvertido blindaje en seguridad que pregonó el exalcalde Mauricio Fernández, que convirtió a San Pedro en una entidad aislada del resto de los municipios metropolitanos, hoy está prácticamente en extinción.

Desde el día de ayer la vigilancia del municipio más rico del país recae –no en la mejor policía de México, como era presumida la corporación policiaca sampetrina- sino en 200 efectivos de Fuerza Civil del Estado.

Lo que es también un tiro de gracia al proyecto de seguridad del exalcalde Mauricio Fernández.

La Secretaría de Seguridad Municipal enfrentará esta semana un proceso de depuración para detectar posibles nexos de los uniformados con el grupo del crimen organizado que controla este municipio.

Los 327 elementos de la dependencia -230 policías y 97 tránsitos- serán sometidos a pruebas de control por parte del Gobierno del Estado a través del centro estatal de confianza.

Apenas hace menos de 10 meses Fernández presumió, cuando dejó su cargo, haber dejado una corporación 100 por ciento certificada.

Durante el tiempo que dure este proceso –que el actual alcalde Ugo Ruiz estima que será una semana- la seguridad de los sampetrinos estará en manos de los policías estatales de Fuerza Civil.

Lo nunca antes visto.

El día de ayer se retuvo en las instalaciones de la Policía de San Pedro a 127 efectivos para trasladarlos primero a la Agencia Estatal de Investigaciones, para revisar sus antecedentes, y después llevarlos a la Academia Estatal de Policía para aplicarles las evaluaciones.

El resto de los elementos serán llevados entre hoy y mañana.

A los policías se les aplicará pruebas de control de confianza, pero también se investigará si sus nombres están involucrados en averiguaciones previas que tiene la Procuraduría General de Justicia.

El operativo de ayer se suma al realizado por el Ejército hace dos semanas, cuando tomó el control del C-4 de San Pedro, centro de comando donde se manejan las comunicaciones de toda la Policía sampetrina.

Es cierto que operativos similares en las últimas semanas se han llevado a cabo en municipios como Santa Catarina, Guadalupe, Apodaca, pero nunca se habían presentado en San Pedro.

Lo de ayer y lo de hace dos semanas con el C-4, se trata de situaciones que eran impensables -por no decir imposibles- en los tiempos cuando Mauricio Fernández se desempeñaba como alcalde y manejaba el municipio como una isla dentro de Nuevo León.

Durante su gobierno Mauricio Fernández se opuso a cualquier intento de injerencia del Gobierno del Estado en asuntos de seguridad en ese municipio, postura que lo confrontó no sólo con las autoridades estatales sino con las federales y las militares.

El C-4 de San Pedro, por ejemplo, era el único centro de comando metropolitano que no estaba conectado con el C-5 estatal, y era el único municipio que manejaba su propia línea de emergencia.

Las pruebas de control de confianza que tenían los policías sampetrinos, según el exedil de San Pedro, estaban avaladas por la Federación y no por el Cisec, centro estatal que realiza las evaluaciones.

Esta situación terminó ayer cuando elementos de la AEI, Fuerza Civil y militares, arribaron al cuartel sampetrino para retener a los elementos municipales y presentarlos ante el centro estatal de confianza.

Entrevistado ayer por Reporte Indigo, el alcalde de San Pedro, Ugo Ruiz, atribuyó este operativo a la coordinación que existe entre las autoridades municipales con las estatales y federales en materia de seguridad.

“Confiamos que tenemos la mejor policía del país y queremos seguir teniéndola”, aseguró Ruiz.

“La idea es terminar esta semana con la depuración de evaluaciones y procesos, tanto de la corporación policiaca como del C-4”.

“En este momento lo que está sucediendo es que el mando estatal y el mando militar están revisando los protocolos de los municipios y nosotros en esa colaboración institucional participamos sin ningún miramiento”.

El operativo de revisión de los elementos de San Pedro también incluyó a los escoltas asignados a la seguridad del alcalde Ugo Ruiz.

El edil panista aclaró que mientras dure el proceso de evaluación de los elementos sampetrinos, la vigilancia de San Pedro estará a cargo de 200 efectivos de Fuerza Civil facilitados por el Gobierno del Estado.

“Estarán en conjunto en los próximos tres días, que es lo que estimamos que dure el proceso para que se reinstalen los elementos de San Pedro en sus labores habituales. En estos tres días habrá esta colaboración para no dejar desprotegida ninguna área del municipio”.

Ruiz ratificó en el cargo de secretario de Seguridad de San Pedro al comandante Sergio Palacios, quien la semana pasada aprobó las pruebas de control de confianza.

Él se coordinará con el comandante Armando Celaya, de Fuerza Civil, para implementar este operativo de vigilancia extraordinario.

-¿Esto termina con el blindaje en seguridad en San Pedro?, se le preguntó a Ruiz.

“No; yo creo que es un complemento para ir acomodándonos a los tiempos que va requiriendo el Municipio.

“Nosotros no vamos a vacilar en hacer las acciones que nos toque hacer para que esa seguridad se dé y en colaboración con las instancias federales, militares y con el Gobierno del Estado.

“Yo creo que se puede complementar un esquema de seguridad que le brinde a los sampetrinos el confort y la confianza de estar tranquilos en nuestro municipio”.

Removerán a director del C-4 en San Pedro

El director del C-4 de San Pedro, Francisco González Aleu, quien el exalcalde Mauricio Fernández mantuvo en el cargo pese a no haber pasado las pruebas de control de confianza, será destituido esta semana de su puesto.

Fuentes extraoficiales revelaron que la sustitución de González Aleu fue una de las recomendaciones realizadas al alcalde de San Pedro, Ugo Ruiz, tras manejar dos semanas este centro de comunicaciones e inteligencia.

Ruiz no confirmó ayer esta información, pero sí reveló que esta semana, junto con los militares, se evaluará la continuidad de González Aleu y de todo el personal del C-4 sampetrino.

“Esta semana, con los militares, debemos de estar tomando una decisión en torno a lo que vamos a hacer en relación a todas las recomendaciones que nos hicieron para el caso”, señaló Ruiz.

“La intención es estar empezando el lunes de la próxima semana con un equipo totalmente aprobado, tanto en el C-4, como en la corporación de Policía y Tránsito”.

Francisco Javier González Aleu.Voluntarios que colaboran en la organización de “De Pinta” -chica de amarillo- colocaron tambos ante la falta de agentes de tránsito.

Sorprenden a paseantes y deportistas en 'De pinta'

Durante el domingo de maratón y en el tradicional paseo “De Pinta” en Calzada San Pedro se presentó desorden por la falta de policías y agentes de tránsito.

Aunque acudieron elementos de Fuerza Civil, no hubo delimitación de las áreas en la avenida Humberto Lobo y tampoco en la calzada, donde se correría a las 8:00 de la mañana un 10K y posteriormente donde se cierra la circulación para el domingo “De Pinta”.

En el cruce de Calzada San Pedro y Humberto Lobo no se colocaron los tambos y el acordonamiento para evitar que los vehículos entren a la vialidad, por lo que los ciclistas y corredores se vieron sorprendidos por algunos automóviles.

Aunque tradicionalmente colocan también patrullas y tambos para bloquear la circulación de Vasconcelos a Calzada San Pedro, tampoco se realizó el cierre.

Así que una veintena de automóviles entró a la calzada a alta velocidad por debajo del puente que está a la altura de Gómez Morín, ocasionando que los ciclistas y corredores tuvieran que subirse súbitamente a las banquetas.

Hasta que los propios atletas y paseantes pusieron sobre aviso a los elementos de Fuerza Civil, que hasta las 11:00 horas empezaron, a pie, el cierre de la avenida Vasconcelos antes de entrar a Calzada San Pedro.

Con ello se evitó que más automovilistas transitaran por calzada y las cosas volvieron a la normalidad.