miércoles, 26 de junio de 2013

Se dice Andrés Granier un perseguido político

FUENTE: PROCESO.

MÉXICO, D.F: En el Reclusorio Oriente el exgobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, reiteró este miércoles ante el Juzgado Cuarto de Distrito su inocencia ante los cargos de lavado de dinero y defraudación fiscal que le imputa la Procuraduría General de la República (PGR).

Tras la rejilla de prácticas se dijo un perseguido político de su sucesor, Arturo Núñez Jiménez.

Granier solicitó a la juez la duplicidad del término constitucional (144 horas) para aportar las pruebas que demuestren su inocencia.

Durante una comparecencia que duró aproximadamente 40 minutos, el exmandatario escuchó las acusaciones en su contra vestido con un atuendo color caqui.

En varias ocasiones Granier pidió sentarse y en otras se levantaba mientras escuchaba al secretario de Actas; argumentó que se sentía mal porque está enfermo del corazón.

“¿Me puedo sentar? No puedo estar parado”.

Aunque la comparecencia fue pública, la juez Cuarto del recinto penitenciario no permitió tomar fotografías, video o audios. La audiencia concluyó a las 2:24 horas.

“No cometí ningún ilícito, hemos pertenecido a familias de solvencia económica y moral”, aseguró Granier.

La juez indicó que estarán atentos de la salud del exmandatario y se tomaron las previsiones necesarias para brindarle atención en caso de una emergencia.