lunes, 3 de junio de 2013

Paga gobierno de Chiapas 42 mil pesos para que Manuel Collazo pueda ser siendo evangélico

FUENTE: periodicolaluz.com

Cuartopoder, San Cristóbal 2 Marzo .Para que el indígena Manuel López Collazo pudiera seguir siendo evangélico y no ser molestado por caciques tradicionalistas de la comunidad de Joltzemén, funcionarios del gobierno de Chiapas pagaron una multa de 42 mil pesos a autoridades del municipio de San Juan Chamula.

De manera extraoficial se informó que en días recientes, funcionarios de la Subsecretaría de Gobierno Altos y de la Subsecretaría de Asuntos Religiosos, entregaron los 42 mil pesos al Juzgado de San Juan Chamula, a donde fue remitido el problema surgido luego de que el presbiteriano realizó una reunión y una comida con otros evangélicos en diciembre de 2011 en su domicilio.

Según fuentes gubernamentales, aparte de los 42 mil pesos, los mismos funcionarios pagaron 9 mil pesos al Juzgado de Chamula, por concepto de viáticos o "gastos" que hicieron las autoridades locales de Joltzemén desde el pasado diciembre, cuando empezó el conflicto.

Por la naturaleza del problema, quienes recibieron los 42 mil pesos no firmaron ni entregaron recibos.

Lo anterior fue para que no quedara evidencia de que los evangélicos de Joltzemén, que no pidan permiso para realizar una ceremonia, deben pagar una multa, aunque desde el inicio del conflicto los pastores que apoyaron a Manuel López rechazaron pagar la multa por estar fuera de la ley.

Contexto

El indígena presbiteriano Manuel López Collazo, de la comunidad de Joltzemén, ha sido detenido en dos ocasiones por haber realizado una comida en su domicilio con miembros de su misma religión.

Hay que recordar que Manuel López Collazo participó en un acto religioso el 3 de diciembre del 2011, en el ejido Ingenio Pujiltic, municipio de Venustiano Carranza, y luego regresó a Joltzemén, municipio de San Juan Chamula, para realizar una comida con sus compañeros de la iglesia presbiteriana.

Habitantes de Joltzemén, entre ellos Domingo Gómez Díaz, ex síndico municipal, Pedro Gómez Díaz, presidente del Comité de Educación, y Juan Gómez Díaz, conocido cacique de la región, se molestaron porque Manuel López Collazo organizó una comida con más evangélicos en su casa.

Este grupo de católicos tradicionalistas incitó a la población de Joltzemén para que detuvieran a Manuel López Collazo, el mismo 3 de diciembre del año pasado, a quien luego lo trasladaron a la Cárcel Municipal de Chamula. Ya estando encerrado en la Cárcel Municipal, López Collazo fue presionado por autoridades locales y por la población para firmar un pagaré para poder obtener su libertad.