lunes, 17 de junio de 2013

México lindo y consentido

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: PAULINA VILLEGAS.

El país es el único representante de Latinoamérica en la Cumbre de Líderes del Grupo de los Ocho, que se realiza en Irlanda
México es el único país latinoamericano invitado a la Cumbre de Líderes del Grupo de los Ocho (G8) que se celebra hoy en Lough Erne, Irlanda del Norte.

En la reunión de los países desarrollados de mayor importancia política y económica en el mundo, México tendrá una participación de carácter simbólica, pero el hecho de ser el único representante de Latinoamérica muestra el interés que el bloque de los “poderosos” tiene en nosotros.

El país se ha vuelto un nuevo actor relevante en el escenario internacional. Esta es la primera invitación a México a participar en un evento de este grupo, desde que concluyó el diálogo entre el G8 y el G5 (México, Brasil, China, India y Sudáfrica), que se celebró regularmente entre 2005 y 2009.

La participación de México en esta Cumbre pretende reafirmar el compromiso del Estado mexicano con el libre comercio, la movilidad de capitales y la integración productiva, así como su presencia internacional e imagen positiva como actor con responsabilidad global, uno de los nuevos pilares de la política exterior del presidente Enrique Peña Nieto.

En otras palabras, la Cumbre representa un perfecto escenario con una amplia cobertura y exposición mediática para México que Peña Nieto podrá utilizar para promover una imagen positiva del país, difundiendo la agenda de reformas estructurales que impulsa su gobierno.

El mandatario mexicano tendrá también la oportunidad de sostener encuentros bilaterales con sus contrapartes de algunos de los países africanos invitados a la Cumbre incluyendo Etiopía, Senegal y Sudáfrica, con quienes podrá fortalecer las relaciones políticas y de cooperación económica.

Dicho encuentro entre gigantes, que reúne a países como Alemania, Estados Unidos, Canadá, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia, llega en un momento crítico para el bloque europeo.

La economía del Viejo Continente ha mostrado una desaceleración importante en el último año y altos niveles de desempleo que alcanzan un 40 por ciento entre jóvenes en países como Italia.

La semana pasada, el Banco Mundial publicó un reporte que señalaba factores como el desempleo, un lento crecimiento en el último trimestre del 2012, ajustes fiscales, y una todavía débil demanda de las exportaciones, contribuyen a un débil crecimiento de la región, el cual se prevé no superará el 2.8 por ciento en el 2013 y un 4.2 por ciento en el 2015.

Tras su participación en la Cumbre, el Peña Nieto se trasladará a Londres donde se reunirá con el vice Primer Ministro de Reino Unido con el fin de fortalecer la relación bilateral, así como con el alcalde de Londres, una de las figuras más importantes del Partido Conservador actualmente en el poder.

Impulso a la justicia global

A la Cumbre del G8, encabezada este año por el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, llegarán los jefes de Estado y sus respectivas comitivas a discutir una agenda que se centrará en tres puntos básicos: el comercio internacional, garantizar el cumplimiento tributario y la promoción de una mayor transparencia.

Pero también existen temas de especial importancia para algunos de los países miembros, tal como la creación de empleo, la lucha contra el terrorismo, la guerra en Siria, la austeridad y transparencia fiscal, y el crecimiento sustentable.

El presidente Barroso declaró la semana pasada que la Unión Europa llega al encuentro con el objetivo de promover la justicia global mediante la apertura del comercio internacional como motor principal para el crecimiento, empleo y desarrollo.

Y dijo, también impulsará el bloque europeo una campaña en contra de la evasión fiscal, mediante el intercambio automatizado de información

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Van Rompuy, declaró en una comunicado oficial que el encuentro del G8 llega en un momento importante de retos económicos y políticos para los países miembros, así como para el resto del mundo.

Y aseguró también que la estabilidad financiera de la Unión Europa ya ha sido restablecida por lo que el propósito ahora es destinar todos los esfuerzos a asegurar un mayor crecimiento en la región, así como el combate al creciente desempleo.