viernes, 21 de junio de 2013

Fiebre religiosa que padecen políticos es “mal augurio”: Blancarte y Barranco

FUENTE: ARISTEGUI NOTICIAS.

Los especialistas hablan en MVS sobre el fervor religioso de gobernantes y funcionarios públicos, que abiertamente profesan culto en actos públicos u oficiales. Lo anterior, "evidencia la ignorancia sobre el contenido del Artículo 24 constitucional, recién modificado", dicen.

La reciente modificación al Artículo 24 de la Constitución abre el debate sobre si los gobernantes y legisladores pueden o no profesar creencias y manifestar públicamente su culto, coinciden los especialistas en temas religiosos, Roberto Blancarte y Bernardo Barranco. 

En entrevista este viernes con Noticias MVS primera emisión los especialistas criticaron la falta de información de algunos políticos sobre el tema de manifestación pública del culto y las restricciones constitucionales en este tema.

Bernardo Barranco recordó que en las últimas semanas, políticos y funcionarios como los gobernadores de Veracruz, Javier Duarte, o de Chihuahua, César Duarte, y alcaldes como Margarita Arellano, de Monterrey, se han consagrado a Cristo y eso -advierten- ”es muy mal augurio”.

“Para los sectores conservadores, los trasnochados son aquellos que reivindican la separación Iglesia-Estado, que reivindican un ámbito de autonomía de las esferas y no esa salida del clóset que están teniendo muchos políticos que es sumamente peligrosa”, dijo.

Roberto Blancarte detalló que el Artículo 24 constitucional establecía que todo hombre es libre para profesar la creencia religiosa. ”Pero con la reciente modificación, ahora dice que toda persona tiene la libertad de competiciones éticas, de conciencia y de religión”.

El especialista comentó que debido al cambio, el espectro de libertad defendida por ese artículo se abrió y pese a que al mismo tiempo se discutían modificaciones alArtículo 40 que habla de la laicidad del Estado, el proceso de aprobación de los estados fue más rápido que el 24, que involucra las convicciones éticas.

Blancarte dijo que esto no es el fin de una discusión sino el inicio de un debate, ya que últimamente muchos políticos que quieren expresar sus ideas religiosas, citan al Estado laico para decir lo que ellos quieran.