miércoles, 5 de junio de 2013

Exsecretario de Finanzas de Tabasco tampoco se presenta a comparecer por desfalco millonario

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: ARMANDO GUZMÁN.

VILLAHERMOSA, Tab., (proceso.com.mx).- El exsecretario de Finanzas del gobierno del estado José Manuel Saiz Pineda no se presentó al citatorio que tenía para hoy a las 11:30 horas en la Procuraduría General de Justicia para aclarar el multimillonario desfalco a las arcas estatales y el hallazgo de 88.5 millones de pesos en efectivo.

En su lugar, asistió su abogado defensor, Xavier Olea Peláez, quien justificó que su cliente no se presentó porque no fue notificado personalmente como, asegura, marca el Código de Procedimientos Penales del estado.

Manifestó que aun cuando por medios de comunicación se exhortó al exfuncionario a que se presentara así como a su exsecretaria, Marlis Cupil, esta medida no es válida, pues este tipo de notificaciones sólo proceden cuando se abre el proceso judicial y no durante la integración de la averiguación previa.

Argumentó que la Procuraduría General de Justicia está violando todas las garantías de su defendido al obligarlo a comparecer para posteriormente arraigarlo. Por lo anterior, advirtió que su cliente no asistirá a los citatorios, aunque al parecer este día el Ministerio Público solicitará orden de aprehensión contra él y Marlis Cupil.

En entrevista, expresó que desconfía de la justicia estatal, pues es impartida por un “mesiánico”, en referencia al gobernador Arturo Núñez. Dijo que sólo confía en la justicia federal.

Rechazó que su cliente esté relacionado con el desfalco por mil 900 millones de pesos que se le atribuye a la administración del exgobernador Andrés Granier.

Respecto a la fotografía que este miércoles publica el diario Tabasco Hoy con su cliente junto a un automóvil Ferrari con un valor superior a 350 mil dólares, Olea justificó que Saiz es un hombre rico y que había comprado esa unidad desde 2006.

La semana pasada fue citado a comparecer el exgobernador Andrés Granier, quien tampoco se presentó.