viernes, 21 de junio de 2013

¿Cuál reforma?

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: ADRIANA AMEZCUA.

Jesús Zambrano solicitó al presidente de la República dejar de pregonar en el extranjero un tema que en México no ha sido abordado.

El PRD emplazó a Enrique Peña Nieto a poner sobre la mesa sus propuestas en torno a la reforma energética. 

Con la urgencia que el caso amerita, Jesús Zambrano solicitó al presidente de la República dejar de pregonar en el extranjero lo que en México “no se ha abordado en ningún escenario”.

El líder nacional del partido del sol azteca aludió a las recientes declaraciones que el ejecutivo federal hizo en Inglaterra a The Wall Street Journal.

Tanto el diario estadounidense como el británico Financial Times informaron el martes 18 que la administración peñanietista se prepara a abrir el sector energético –en específico el petrolero– a la participación de empresas privadas.

“Peña Nieto no es la voz del pacto”, indicó el perredista en una conferencia de prensa ofrecida en el Distrito Federal.

Acompañado de Guadalupe Acosta Naranjo, Pablo Gómez, Jesús Ortega y Eloi Vázquez –integrantes del PRD miembros del Consejo Rector del Pacto por México– Zambrano precisó que desde que se signó dicho acuerdo, “no se ha discutido absolutamente ni media palabra sobre las reformas energética y hacendaria en el Consejo Rector ni fuera del mismo”.

Hizo referencia a la postura que su partido fijó a inicios de 2013 con el respaldo de Cuauhtémoc Cárdenas.

A mediados de enero pasado, el PRD dio a conocer ocho ejes estratégicos para hacer de Pemex una empresa competitiva y de clase mundial sin necesidad de privatizarla.

Ayer, tal propuesta se reiteró: la conducción y dirección de la industria petrolera debe estar a cargo de la paraestatal.

Reconociendo que se debe instrumentar una reforma energética profunda para fortalecer el rol de Pemex, se puntualizó que esta empresa debe mantener “la rectoría del Estado sobre el tema y la propiedad de la nación sobre los hidrocarburos”.

Zambrano aseguró que los perredistas no han firmado ningún acuerdo que se aparte de sus principios básicos.

“Pueden estar tranquilos los militantes del PRD así como quienes en el país están convencidos de que Pemex y el petróleo deben seguir siendo propiedad de la nación”, subrayó.

Oposición no se vende

La reacción de la dirigencia nacional perredista ocurrió un día después de que Marcelo Ebrard afirmara que la privatización de Petróleos Mexicanos sería un grave error para el país.

El ex jefe del Gobierno capitalino solicitó al PRD “oponerse enérgicamente” a dicha intención y pidió a los legisladores perredistas impedir el cambio del artículo 27 constitucional.

La Secretaría General del partido sol azteca, que siempre ha manifestado su oposición al Pacto por México, indicó que al presidente y su equipo “se les queman las habas” por entregar un bien nacional a manos privadas.

El secretario, Alejandro Sánchez Camacho dijo el lunes que no permitirán que se fragüen reformas tendientes a privatizar Pemex, y adelantó que aquel militante perredista que llegue a avalarlo será considerado “un traidor a la militancia, pero, sobre todo, al pueblo de México”.

El perredista recordó que en agosto próximo, el PRD realizará una consulta nacional sobre el futuro de la paraestatal.

Y, por lo pronto, a Exxon y otros inversionistas extranjeros y nacionales les sugirió no arriesgar su dinero porque “Pemex no se vende”.

Oposición en cadena

Alejandro Sánchez reiteró que Pemex no se vende.