lunes, 3 de junio de 2013

Cisen infiltrado en #YoSoy132 desde su nacimiento (tercera parte)

FUENTE: REVOLUCIÓN 3.0

Ahora que se desveló la nómina del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) en la que aparece Manuel Cossío Ramos, un espía tristemente célebre por su pasado delictivo y su falta de pudor para traicionar la confianza, habría que reflexionar sobre la forma en la que operó para dañar al movimiento #YoSoy132.

Cronología mínima de la Primavera Mexicana

11 de mayo – Protesta de estudiantes de la Ibero en la visita de Enrique Peña Nieto.
12 de mayo – Tania Sierra compra desde Boston los dominios UnionUniversitaria (como en principio se llamó el Movimiento), a excepción del .mx.
14 de mayo – Reunión privada en la Ibero entre estudiantes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Universidad Anáhuac, Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y Universidad Iberoamericana.
18 de mayo – Cadena humana de la Ibero a Televisa Santa Fe, y del ITAM a Televisa San Ángel.
19 de mayo – Reunión en el Parque México para formar La Coordinadora Interuniversitaria.
Tania Sierra compra desde Boston los dominios YoSoy132, a excepción del .mx.
20 de mayo – Aparecen una fan page y un dominio .mx creados desde Guadalajara.
21 de mayo – Reunión de la Coordinadora en el Parque Hundido, aparición de Manuel Cossío.
23 de mayo – Primera a la Marcha Estela de Luz

Es muy probable que la operación de infiltración de Cossío empezara el 20 de mayo y se consolidara el 21 de mayo, cuando se presenta públicamente ante la Coordinadora Interuniversitaria. A partir de esta fecha, el infiltrado se mantuvo junto a Saúl Alvídrez hasta el 14 de junio, dos días antes del concierto en el Zócalo.

Saúl Alvídrez, Antonio Jimémez y Ricardo Bernal cuentan en los siguientes videos cómo convivieron con el infiltrado durante este mes.

El 18 de junio de 2012, Manuel Cossío Ramos sacó un video donde expone los audios donde Sául Alvídrez, entonces integrante del movimiento #Yosoy132, supuestamente revela sus vínculos con el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Ese día se llevó a cabo una conferencia de prensa a cargo de la primera mesa de comunicación y prensa que había emergido de la Asamblea Interuniversitaria. Una de las personas que dieron dicha conferencia de prensa fue Héctor Fabián, en aquel entonces estudiante de la UAM-Iztalapala e integrante del movimiento. Héctor recibió la noticia sobre la existencia de dicho video en internet minutos antes de la conferencia de prensa que se llevó a cabo en ProDH.

En el momento en que Héctor Fabián se enteró, se comunicó con algunos de los que habían conformado la Coordinadora Interuniversitaria para decidir qué se declararía respecto al video de Cossío. Como respuesta, le dicen que es importante deslindar al movimiento de lo que estaba pasando.

Así, Héctor Fabián fue quien dio respuesta a las preguntas de la prensa que giraron en torno a la identidad de Saúl Alvídrez y su vínculo con el PRD. De inmediato los medios aprovecharon los dichos de Cossío sobre Saúl para desprestigiar al movimiento.

Como la prensa desconocía a Cossío y, en general, a la organización interna de la Coordinadora Interuniversitaria, pidió a Héctor Fabián su opinión respecto al proceder de Saúl Alvídrez, a lo que Héctor Fabián respondió “todo aquel que viole los principios del movimiento, queda fuera del movimiento”. “¿Incluso Saúl Alvídrez?”, preguntó la prensa. “Incluso Saúl Alvídrez o quien sea”.

Después de ese 18 de junio el movimiento pasó a otra etapa. El video de Cossío afectó en gran medida al YoSoy132 pues, en opinión de Ricardo Bernal, ex integrante, al interior se creó una “paranoia colectiva” ya que cualquiera podía ser sospechoso de tener afiliación a algún partido. A partir de entonces, pareció que ser de izquierda era algo negativo.

De esta forma se generó una reserva o “pudor político”, como lo señala Antonio Jiménez, en relación al candidato por quien se iba a votar. También se hizo patente una cautela por parte de los intelectuales que apoyaban a 132.

Al desmarcarse de todos, llega un momento en que el movimiento se queda solo. Así, pasaron semanas planteándose un nuevo horizonte hasta días antes de las elecciones.

Debido a la infiltración de Cossío, la prensa da por confirmado que el movimiento no era genuino sino que estaba supeditado a intereses externos, particularmente del PRD y de su candidato a la presidencia Andrés Manuel López Obrador.

En opinión de algunos ex integrantes de YoSoy132, desde el 18 de mayo del 2012 el movimiento comenzó una ruptura ideológica. Paradójicamente, la manipulación mediática había sido una de las principales razones por las que surgió #YoSoy132, pero cuando se difundieron los videos de Cossío ningún integrante del movimiento salió a realizar una crítica o una investigación sobre la veracidad de las afirmaciones vertidas en el video.

Para Ricardo Bernal, desarticular el movimiento social justo cuando tenía mayor legitimidad, que se mostraría en el debate presidencial, fue un golpe que “evidencia que los movimientos sociales, como el 132, están siempre vigilados por el poder e implica que es casi imposible crear estructuras sin que el poder interfiera en ellas de manera negativa para terminar de aplacarlas”.

A un año de su deslinde del movimiento, Saúl Alvídrez declara en entrevista paraREVOLUCIÓN TRESPUNTOCERO que “debemos ser críticos, de hecho, así nació 132, hay que ser muy críticos en lo que los medios de comunicación, los poderes fácticos, políticos, empresariales presentan a la gente”.