martes, 14 de mayo de 2013

Triquis anuncian instalación de municipio autónomo en Oaxaca

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: GLORIA LETICIA DÍAZ.

MÉXICO, D.F. (apro).- Indígenas triquis anunciaron que instalarán una sede alterna del municipio autónomo de San Juan Copala, Oaxaca, con pobladores que desde hace tres años fueron desplazados por la violencia en la región, tras las muertes de los defensores de derechos humanos Jyri Antero Jaakkola y Beatriz Cariño.

En conferencia de prensa, Jesús Martínez Flores, quien se presentó como presidente del municipio autónomo, informó que el próximo 17 de mayo se instalará la sede alterna en la comunidad de La Brama Paraje Pérez, municipio de Juxtlahuaca, Oaxaca.

Martínez explicó que la sede alterna pretende la pacificación de la región, así como retomar los proyectos productivos que se vieron interrumpidos por la actuación de “grupos paramilitares” identificados con el Movimiento de Unificación de Lucha Triqui (MULT) y de la Unión de Bienestar Social para la Región Triqui (Ubisort).

Según el dirigente indígena, el MULT cuenta con el apoyo del exgobernador José Murat, y que el Ubisort está vinculado desde sus inicios con el PRI. “A partir de enero los paramilitares del MULT tomaron el control de la región triqui porque los de la Ubisort se han ido muriendo o están en la cárcel”, apuntó.

Martínez Flores aseguró que, por la violencia, 700 familias triquis han sido desplazadas, y 50 personas han sido asesinadas. Estos crímenes, dijo, se mantienen impunes, y ejemplos de ello son los homicidios de los activistas Jyri Jakkola y Beatriz Cariño, así como –un año después– el del dirigente triqui Timoteo Alejandro Ramírez y su esposa, Cleriberta Castro.

Los activistas murieron el 27 de abril de 2010, tras ser baleados mientras transitaban hacia la comunidad de San Juan Copala para llevar víveres a la población que había sido cercada por grupos paramilitares, que no permitían la salida ni la entrada de alimentos, médicos o maestros.

Por este ambiente de violencia, recordó, 135 personas fueron beneficiadas con medidas cautelares por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), “aunque nunca se han cumplido”.

De acuerdo con Martínez Flores, pese a las denuncias presentadas ante las autoridades de Oaxaca por el despojo de tierras, viviendas y vehículos, “ahora en manos de los paramilitares, vemos que los que siempre hemos querido la paz estamos huyendo y los que atacaron y mataron están tranquilos”.

El 23 de mayo, dijo, los desplazados sostuvieron una mesa de trabajo en busca de dar solución al conflicto, “pero Gabino (Cué Monteagudo, actual gobernador) no tiene voluntad para consolidar el retorno de los triquis que han salido de la región”.

Además, agregó que los adherentes al municipio autónomo de San Juan Copala buscan un diálogo con el gobierno federal, “porque ya vimos que Gabino no va a hacer nada”.

Y explicó que desde 2010 los grupos paramilitares se han adueñado de otras comunidades triquis como San Miguel, Rio Tejón y Llano Nopal, lo que ha obligado a cientos de triquis a refugiarse en San Quintín, Baja California; el Distrito Federal, Oaxaca,, Querétaro, San Luis Potosí y Estados Unidos.

Jesús Martínez invitó a representantes de los medios de comunicación a atestiguar la instalación de la sede alterna del municipio autónomo de San Juan Copala, el próximo 17 de mayo, acto al que, dijo, se calcula la asistencia de unos 500 triquis, muchos de ellos desplazados por la violencia.