lunes, 6 de mayo de 2013

Sucesor de Gordillo le autorizaba gastos hasta por 15 mdp cada mes

FUENTE: PROCESO.

MÉXICO, D.F: Con recursos de cheques que firmaba su sucesor Juan Díaz de la Torre y su exesposo Francisco Arriola, Elba Esther Gordillo gastaba entre siete y 15 millones de pesos al mes.

Lo anterior fue revelado por Erick Salvador Rodríguez García, detenido al día siguiente de la aprehensión de Gordillo y mano derecha de Héctor Hernández Esquivel, extesorero del SNTE y exsecretario particular de la maestra.

Según una nota publicada este domingo por el diario Reforma, antes de la caída de la lideresa, Díaz de la Torre era el secretario general del sindicato y Arriola era el “cerebro financiero”, por lo que ambos tenían poder de firma para expedir cheques.

Rodríguez García declaró ante el juez que “lo único que nosotros manejábamos era hacer el cheque, entregárselo al señor Héctor Hernández Esquivel, firmando el maestro Francisco Arriola y Juan Díaz de la Torre.

“Los documentos se los presentaba Héctor Hernández al maestro Arriola, quien los daba por buenos, era hasta (entonces) que se autorizaba el cheque”, explicó.

Rodríguez ha declarado ante la PGR y autoridades judiciales que él fue testigo del reparto de sobres llenos de billetes a secretarios generales de sección por concepto de regalías de la empresa Consupago, una Sociedad Financiera de Objeto Limitado (Sofol) perteneciente a Grupo Chedraui la cual tiene al SNTE como su principal cliente en el negocio de créditos por nómina.

Rodríguez García indicó que el SNTE no contaba con un programa operativo de gastos debido a que Arreola manejaba los recursos como una “caja chica”, aunque sí entregaba aproximadamente el 60% de las aportaciones a los dirigentes de sección, detalla la información de Reforma.

Dijo que los dirigentes tenían una cuenta bancaria paralela que no aparece en los registros contables del SNTE.

Rodríguez aseguró que Elba Esther era beneficiaria del 10% de las aportaciones que recibía el sindicato, aunque el dinero aparecía registrado para gastos de “presidencia”.

La maestra era espléndida

Elba Esther Gordillo solía hacer regalos, como costosas joyas y artesanías, a funcionarios de la administración de Felipe Calderón, entre ellos al exsecretario de Gobernación, Francisco Blake; la excanciller Patricia Espinosa; los exsecretarios de Educación, Alonso Lujambio y del Trabajo, Javier Lozano Alarcón.

Sin embargo, los funcionarios entregaron los regalos a la Secretaría de la Función Pública (SFP) porque estaban impedidos legalmente para aceptarlos.

La exlideresa gustaba de adquirir los obsequios en el Taller de los Ballesteros, una empresa de Taxco, Guerrero con sucursales en Polanco y otras ciudades del país.

Registros de la SFP indican que durante el sexenio anterior Elba Esther dio 14 regalos. De ellos, 11 fueron joyas, una litografía, una artesanía y uno no especificado que dio a Blake Mora en febrero de 2011.

También Calderón recibió regalos de Gordillo. En agosto de 2010 la maestra le dio, con motivo de su cumpleaños, una pulsera de plata de siete aros del Taller de los Ballesteros con un valor no especificado. Sin embargo, ese mismo día la Presidencia remitió el obsequio a la SFP.

En abril de 2009, le regaló a la excanciller Patricia Espinosa una litografía del artista oaxaqueño Fernando Olivera; en junio de ese año le dio un juego de cuatro piezas de pulsera, aretes y gargantilla de plata de Ballesteros; en tanto que en mayo del 2010 le regaló a la exfuncionaria un collar de tres hilos de plata con dijes circulares y aretes en medio círculo.

En tanto que en julio de 2011 regaló a los exsecretarios Alonso Lujambio y Javier Lozano relojes de bolsillo con cadena de plata.

A Bruno Ferrari, exsecretario de Economía, le obsequió en junio de 2012 un collar de perlas con dos aretes y dije en forma de corazón.