miércoles, 22 de mayo de 2013

Secuestran a hija de uno de los opositores a las empresas eólicas en el Itsmo

Fuente: El Piñero de la Cuenca

alt

Filadelfo FIGUEROA
 Oaxaca, 22 de mayo de 2013.-La Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT) denunciaron el secuestro de Sara Bartolo hija de Celestino Bartolo Terán y la agresión que sufrió este como resultado de de oponerse a las empresas de energía eólica en esta zona de la entidad oaxaqueña.

Denunciaron que quienes lo atacaron y secuestraron a s u hija son pistoleros contratados por estas empresas, quienes creen que así podrá adueñarse de los recursos naturales de la región del Istmo de Tehuantepec.
Los voceros de esta Asamblea condenaron esta agresión y dejaron muy claro que no van a ceder a las pretensiones de estas empresas que creen que se pueden quedar con los recursos naturales de pueblos indígenas y enriquecerse con estos.
Precisaron que alrededor de 20 hombres armados que viajaban en la camioneta de la empresa Gas Natural Fenosa emboscaron al dirigente social, quien pudo escapar gracias a su conocimiento del terreno en un caballo, quien pudo huir entre los balazos a todo galope.
Señalaron que la situación es grave pues están operando guardias blancas en la región y de ello ya tiene conocimiento el Gobierno del Estado pero no hacen nada para detenerlos, y solamente se tensa más la situación en la zona.
La APPJ y la APIIDTT indicaron que Celestino Bartolo es un indígena zapoteca, quien se ha mostrado decidido a defender sus tierras y a dar la vida de ser necesario.
Precisaron que esta empresa está operando en complicidad con los integrantes de la COCEI, Mariano López Santana, Alberto Reyna Figueroa, Héctor Sánchez y los priistas Porfirio Montero Fuentes y Daniel Gurrión Matías, quienes controlan un grupo de sicarios encabezados por Francisco López Chente", alias Chicu chente.
Indicaron que la violencia no la están ocasionando los pueblos sino estas empresas con la aseroría de supuestos luchadores sociales como Héctor Sánchez López.