lunes, 20 de mayo de 2013

Sacrifican al Cordero

FUENTE: REPORTE INDIGO.

Ayer el presidente del PAN, Gustavo Madero, comunicó que el líder de su partido en el Senado será removido de su cargo. Desde Harvard, el expresidente Calderón lo había defendido en Twitter. De nada sirvió la defensa.

La defensa de Felipe Calderón al senador Ernesto Cordero fue útil para que Gustavo Madero, presidente el PAN, acelerara trámites y comunicara al coordinador de la bancada su cese fulminante e inmediato. 

Felipe Calderón había salido en defensa de su exsecretario de Hacienda, exigiendo a Gustavo Madero que no ventile los asuntos internos.

Sin embargo, Madero reaccionó y lo que sería una defensa para quien fuera el candidato de Calderón a sucederlo, se revirtió y por la tarde comunicó al que fuera precandidato a la presidencia, el fin de su período como coordinador de la bancada en el Senado:

“Ya es una decisión tomada y la cita del martes con los senadores será para definir el perfil del nuevo coordinador”, dijo ayer el dirigente de Acción Nacional.

Agregó que no teme liderazgos paralelos en esa Cámara, ni rebeliones, porque no se trata de un manotazo, sino de darle coherencia al partido en el Congreso.

“Yo nombré a Cordero con pleno consentimiento y porque creía que cumplía con el perfil. Ahora estoy convencido de que es necesario el relevo. Porque quien está en la coordinación debe ser de entera confianza”, dijo Madero.

Apenas ayer Cordero había retado a Madero diciendo que la decisión de destituirlo como líder de la bancada, por estatutos, sería de él, no de los senadores. Esto en respuesta a la cita previa para discutir si procedía cesarlo, o no, y que sería el martes.

Y Madero respondió con el cese sin consulta, como decía Cordero que procedía.

El líder nacional del PAN dijo ayer que ya habló con Cordero Arroyo y este le pidió escuchar a los senadores, aunque la respuesta fue clara en el sentido de que el presidente del partido tiene facultades para tomar esa decisión, por lo que no tienen validez la suma de firmas o adhesiones.

Se había dicho que 24 de los 38 senadores panistas enviarían una carta de apoyo a Cordero.

La decisión también podría interpretarse como un reto a Calderón y al calderonato, ya que el expresidente publicó en su cuenta de Twitter que es “vieja regla del PAN: Los asuntos internos se ventilan internamente. Cuando los presidentes la preservábamos, el partido avanzó notablemente”.

La reacción de Calderón, desde Harvard, se dio ante la amenaza a la prolongación de su poder a través de sus seguidores colocados en las Cámaras.

Antes, el senador chihuahuense Javier Corral denunció que Cordero amenazó con separar de la bancada a los legisladores de su bando, para crear una bancada independiente. El vicecoordinador Francisco Domínguez rechazó la versión.

Domínguez dijo que presentará un recurso ante la Comisión de Orden del partido contra Javier Corral, por divulgar información falsa: “Es una mentira que yo haya comentado que si quitaban a Ernesto Cordero como coordinador, un grupo de senadores se declararían independientes, yo no sé de dónde saldría ese comentario”, dijo.

Cordero se defiende

Poco antes del anuncio de Madero, Cordero defendió su gestión y la de sus compañeros de bancada en el Senado, al asegurar que podría ser la más productiva en muchos años.

Sostuvo que su permanencia en la coordinación dependerá de los senadores panistas, a pesar de que los estatutos del PAN señalan que es facultad del presidente del partido.

“Estoy muy entusiasmado, es un honor ser el coordinador parlamentario del PAN, es un honor defender los principios de Acción Nacional en el Senado de la República, es un honor ser un interlocutor por el PAN en el Senado, pero ya platicaremos el martes”, dijo.

En el 2008 los panistas destituyeron a Santiago Creel a través de su líder entonces Germán Martínez, quien dijo: “las razones de su remoción son mías y son internas. No las ventilo ni las ventilaré públicamente”.