martes, 14 de mayo de 2013

Perder, para ganar

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: GEORGINA HOWARD.

La casa nunca pierde. Televisa utiliza las pérdidas de sus otras compañías para deducir hasta el 90 por ciento en impuestos.

La compañía Price WatherHouse Coopers (PWHC) detectó en su auditoria a Grupo Televisa que en el Ejercicio fiscal 2012 la empresa optó por pagar el Impuesto Empresarial de Tasa Única (IETU) porque era más alto que el Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Aún así, la empresa logró deducir 30 mil 476 millones 316 mil pesos con 23 centavos, reportando al Servicio de Atención Tributaria (SAT) sólo 4 mil millones de pesos.

La noticia generó un escándalo, pues daba a entender que el corporativo televisivo recibió un “crédito” fiscal por 3 mil 334 millones de pesos por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), lo que significaba el 90 por ciento de lo que debía pagar en impuestos.

Lo cierto es que la compañía de Emilio Azcárraga Jean logró meter 30 mil millones de pesos en deducibles en los gastos de las ventas netas que, los cuales ascendieron a 69 mil 290 millones 400 mil de pesos.

De acuerdo a la ley fiscal, la empresa debió pagar por concepto de Impuesto al Valor Agregado (16.5 por ciento), 11 mil 432 millones 916 mil pesos, y el 30 por ciento de ISR, 34 mil 529 millones 716 mil pesos.

Pero entre salarios, adquisiciones, pérdidas, gastos operativos, el emporio televisivo logró deducir 30.47 millones de pesos.

Esta hazaña fiscal es atribuible al vicepresidente de administración y finanzas del corporativo, Salvi FolchViadero, como lo reportó ante la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) hace unos días.

De acuerdo con los estados financieros de Televisa, un documento de 249 páginas que fue dictaminado por los auditores PWHC, los impuestos a la utilidad aumentaron de 827.3 millones de pesos, o 25.6 por ciento, a 4 mil 53.4 millones de pesos en 2012. Este incremento refleja principalmente una mayor base gravable.

La compañía tiene permitido, por la Secretaría de Hacienda, calcular sobre bases consolidadas el ISR.

Las compañías controladoras mexicanas determinan el Impuesto Sobre la Renta de acuerdo a bases consolidadas, aplicando hasta el 100 por ciento de la tenencia accionaria al resultado fiscal de dichas subsidiarias.

El informe señala que los gastos financieros netos, producto de préstamos, intereses y deducibles en 2012, alcanzaron los 18 mil 139 millones 600 mil pesos.

PWH destaca en su análisis el crédito que está en litigio y del que ni el SAT ni la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) han emitido comentario alguno.

“En el año 2011, el SAT determinó un crédito fiscal en contra de Televisa, S.A. de C.V. una sociedad controlada en su totalidad por la Compañía, por la cantidad de 3 mil 334 millones de pesos, por supuestas DEDUCCIONES ERRÓNEAS de pérdidas en el pago del ISR Renta por el ejercicio de 2005”, dice a la letra.

La deducción de dichas pérdidas provino de la liquidación anticipada de ciertos instrumentos financieros que fueron adquiridos por Televisa, como resultado de la compra de Comtelvi, S. de R.L. en noviembre de 2005.T

Televisa presentó un juicio de nulidad ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa buscando la nulidad de dicho crédito fiscal determinado por el SAT.

Y el SAT, a su vez, contestó dicha demanda de nulidad en enero de 2012. La Sala competente del mencionado Tribunal se encuentra actualmente analizando dicha demanda.

En tanto que Televisa considera que los argumentos del SAT no están justificados y, en consecuencia, defenderá su posición, PWHC señala que no es posible asegurar que el resultado de este juicio será favorable para la televisora.

“La Imposición de multas por parte de autoridades reguladoras y otras podrían afectar adversamente la condición financiera y los resultados en las operaciones de la compañía”, expone la consultora.

Menos, por más

En conclusión, Televisa deduce más dinero del que tiene en litigio, cada año paga menos del 10 por ciento en impuestos, el 90 restante lo deduce de las pérdidas de sus otras compañías.

Bien sean del área editorial, programas no vendidos, televisión por cable o satelital, telefonía, Internet (dos mil 560 sites registrados) o deducibles por sus fundaciones como Teletón, que el año pasado dejó 472 millones de pesos en deducciones fiscales.

La firma tiene 9 mil 200 marcas en México y 4 mil registradas en el extranjero.

Su área de Recursos Humanos es un caso aparte, porque el grueso de su platilla es contratada por empresas de subcontratación (outsoursing), por lo tanto Televisa no tiene carga de Seguro Social, prestaciones y otras cosas para oficinistas o artistas. En el informe no hay un párrafo donde hable de sueldos o salarios.

Acciones con poca sustancia

Existen varias acciones legales pendientes en contra de Televisa, recuerda PWHC, que son incidentales dentro del curso ordinario del negocio de la compañía. La televisora no considera que estas acciones o reclamaciones sean sustanciales.

En otro capítulo denominado Impuestos a la utilidad diferidos. PWHC señala que Televisa registra sus activos por impuestos diferidos con base en la probabilidad de que sean realizados en el futuro.

Esta probabilidad se evalúa con base en proyecciones de ingresos gravables futuros y estrategias fiscales prudentes y factibles.

En el caso de que la compañía determinara que puede realizar sus activos por impuestos diferidos en el futuro, por encima de la cantidad registrada, se tomaría la decisión de realizar un ajuste al activo por impuestos diferidos incrementando los ingresos del período.

Y si Televisa determinara que no puede realizar la totalidad o parte de su activo por impuestos diferidos en el futuro, se tomaría la decisión de ajustar el activo por impuestos diferidos mediante un cargo a los resultados en el período.