viernes, 26 de abril de 2013

Se aprueba el dictamen que mantiene el arraigo, figura violatoria de derechos humanos

FUENTE: REVOLUCIÓN 3.0
AUTOR: ZAZIL CARRERAS.

Con 24 votos a favor, uno en contra y dos abstenciones, la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobó el jueves 25 de abril, el dictamen que reforma el artículo 16 de la Constitución a fin de acotar la figura de arraigo.

Después de una sesión ordinaria de cerca de ocho horas, los diputados que integran esta comisión se reunieron para dictaminar la iniciativa que propone disminuir de 80 a 35 días el periodo de arraigo, 20 de manera inicial con la posibilidad de ampliarlo 15 días más, sustentando la solicitud con pruebas suficientes.

Otra modificación, de aprobarse la iniciativa ante el pleno de la Cámara, es que las organizaciones defensoras de derechos humanos podrán visitar los centros de arraigo.

El presidente de la Comisión, Julio César Moreno Rivera, legislador por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), explicó que la reforma está encaminada a que en un futuro se elimine totalmente esta figura de la Constitución.

Sin embargo, el día de hoy la Organización de las Naciones Unidas y Human Rights Watch enviaron sendas misivas dirigidas a los legisladores, en las cuales reafirmaban los criterios internacionales mediante los cuales se ha establecido al arraigo como una figura violatoria de los derechos humanos, por lo que solicitaron a los legisladores eliminar esta figura de la Constitución, en beneficio de los mexicanos.

El diputado Ricardo Mejía Berdeja, único legislador que votó en contra del dictamen, solicitó que esta carta fuera leída en la sesión de la comisión, sin embargo, el diputado Fernando Rodríguez Doval, del Partido Acción Nacional (PAN), mencionó en su intervención que “hemos recibido muchas cartas”, por lo que consideró que no era necesaria la lectura de ésta y se descartó la propuesta.

Los diputados que votaron a favor consideran que la reforma logra un avance en vías de la futura eliminación del arraigo, pero esta figura seguirá existiendo en los ordenamientos jurídicos, a pesar de los diversos estudios que la muestran como una figura jurídica mediante la cual se detiene primero y se investiga después.