lunes, 22 de abril de 2013

Exhorta Narro a jóvenes a desalojar edificio de rectoría

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: Emir Olivares.

Esta negociación “debe ser real y sin violencia... para resolver y no para confundir ni pretender derrotar”, señaló el rector tras decir a los inconformes que los responsabiliza de la integridad de los bienes del inmueble.

México, DF. El rector de la UNAM, José Narro Robles, exhortó al grupo que mantiene tomadas desde el viernes pasado las instalaciones de la torre de Rectoría a desalojar esa sede para que los trabajos "fundamentales" que ahí se desarrollan cotidianamente continúen.

"De nueva cuenta la UNAM se ve afectada a través de la violencia que expresa un grupo de personas inconformes y se interrumpe la normalidad de esta casa se estudios".

En conferencia de medios, el rector fijó la postura institucional ante la toma que la noche del viernes realizará un grupo de estudiantes, y aparentemente personas ajenas a la universidad, con los rostros cubiertos. Narro subrayó que no habrá diálogo con los inconformes hasta que no se entregue este edificio.

Señaló que en este caso no habrá impunidad, que se presentaron las denuncias correspondientes ante la PGR.

Llamó a la comunidad universitaria a manifestarse por las vías universitarias, con diálogo, razón y sin violencia, pues se dijo convencido de que bajo estas formas es como se pueden atender las diferencias; pero este diálogo debe ser real y sin violencia, planteado y articulado para resolver y no para confundir ni pretender derrotar".

Al asegurar que defenderá a la Universidad con toda entereza y "sin provocaciones", Narro advirtió a quienes encabezan esta protesta que "no se atrevan a saquear el patrimonio de la nación como lo hicieron el 6 de frebrero pasado en la dirección general del CCH. Los estudiantes no hurtan", y los "responsabilizo" de la integridad de los bienes que se encuentran dentro del inmueble, así como de la información y de la violencia que ellos están propiciando.

También se dijo convencido de que los estudiantes no actúan en el anonimato ni encubiertos ni con el uso de fuerza, por lo que en este caso "frente a la sin razón, la imposición y violencia, las respuestas deben darse con inteligencia, prudencia y legalidad", pero, enfatizó, "no responderemos a la provocación".

Consideró que con la ocupación de Rectoría por parte de un grupo de jóvenes se trastoca la imagen de la máxima casa de estudios y se afectan actividades fundamentales, tales como el registro de pase reglamentado a licenciaturas, el registro de calificación de estudiantes y el propio proceso de examen de admisión.