miércoles, 24 de abril de 2013

Diferencias en Pacto son parte de la “normalidad democrática”: Peña Nieto

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: ROSA ELVIRA VARGAS.

Al participar en la edición latinoamericana del Foro Económico Mundial, el presidente destacó la “actitud de civilidad y madurez” de las fuerzas políticas.

Lima. Con notable afectación de garganta, el presidente Enrique Peña Nieto dijo sentirse “optimista y entusiasmado” porque esperan mejores momentos para México a partir de una “actitud de civilidad y madurez”' acreditada por sus fuerzas políticas.

Durante su participación en la edición latinoamericana del Foro Económico Mundial trajo de nuevo a colación las desavenencias surgidas en estos días en torno al Pacto por México, pero las consideró de nuevo parte de la “normalidad democrática” de un país plural.

Sin embargo, insistió, “es también la política el mejor mecanismo para abrir puertas de diálogo y acuerdo para superar cualquier diferencia”.

En la sesión de apertura del foro y tras ser presentado por el presidente del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab como parte de los mandatarios de la región que impulsan cambios importantes en su país, el presidente Peña hizo expuso los cinco ejes de su administración, porque “México no quiere quedarse a la saga” a partir de sus enormes potencialidades y ubicación geográfica relevante.

Así, al referirse a la aplicación de los programas de política social, dijo que se busca asegurar que no sean sólo paliativos que permitan mitigar los efectos de la pobreza, sino asegurar la incorporación productiva y a la economía formal de sus beneficiarios.

“En la revisión que estamos haciendo en México de cómo operan los programas, el incentivo al que queremos alinearnos no es el de la informalidad sino al contrario, que quienes los reciban, tengan incentivos suficientes para incorporarse a la formalidad”, subrayó.

Al mismo tiempo, anunció a los empresarios, académicos y dirigentes políticos participantes, el sentido de la reforma energética que prepara su administración y en la cual, aseguró, Petróleos Mexicanos seguirá “siendo nacional y con la rectoría del Estado”, pero donde se haga posible la participación del sector privado.