miércoles, 24 de abril de 2013

Crisis empuja al abismo al Pacto por México

FUENTE: PROCESO
AUTOR: ARTURO RODRÍGUEZ GARCÍA.

MÉXICO, D.F: El Pacto por México hizo crisis. La protesta de los dirigentes de la oposición a participar en actividades públicas junto a Enrique Peña Nieto, devino en el anuncio presidencial de suspender la agenda pública del acuerdo hasta lograr el retorno a la mesa de negociaciones al punto en que se encontraba antes del escándalo por el uso de programas sociales con propósitos electorales.

Desde las primeras horas del día, las comunicaciones de la Presidencia de la República se enfocaron a llamar a las fuerzas políticas, es decir, al PAN y al PRD, a dialogar “a fin de superar los desencuentros” y fortalecer el Pacto, para luego, avanzada la mañana, convocar a los dirigentes a integrar juntos, gobierno y partidos, un “blindaje electoral”.

Poco después de las 3:00 horas, la Presidencia de la República emitió el comunicado con el que suspendió el evento de presentación de la Iniciativa de Reforma Financiera, programado para realizarse en Palacio Nacional a las 10:00 horas, y que representaría el tercer acuerdo consolidado en la mesa del Pacto, luego de la educativa presentada en diciembre y la de telecomunicaciones en marzo.

La decisión fue tomada luego de que el pasado lunes, el presidente del PAN, Gustavo Madero Muñoz, hizo público lo que en privado había advertido el sábado 20 al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: que dejaría de participar en actividades públicas del Pacto por México, debido a la postura de respaldo asumida por Peña Nieto hacia la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, y al gobernador de Veracruz, el priista Javier Duarte.

El escándalo, que de por sí había cobrado fuerza desde su anuncio el miércoles 17 –cuando el PAN dio a conocer 13 horas de audios y videos en los que exhibió una red de funcionarios de la Sedesol y del gobierno de Veracruz que acordaron acciones para usar electoralmente los programas sociales–, creció el viernes 19, cuando Peña Nieto respaldó a Robles en un discurso pronunciado en Chiapas, pidiéndole no preocuparse por “las críticas” y descalificaciones de la oposición.

Fue eso lo que Madero repudió, al considerar que las expresiones del presidente parecían dar anuencia a las conductas ilícitas en que fueron sorprendidos servidores públicos de filiación priista, con lo que minimizó las quejas panistas.

El comunicado emitido en la madrugada, que ningún periódico alcanzó a registrar, indicaba que la suspensión de actividades públicas del Pacto se debían a que los dirigentes de los partidos “han expresado diferencias que son del conocimiento público”, en alusión a las declaraciones tanto de Gustavo Madero como del dirigente perredista, Jesús Zambrano, con las que anunciaron su ausencia en el mencionado evento con Peña Nieto programado para este martes 23.

“La agenda de reformas contenida en el Pacto es el objetivo superior que ha logrado convocar a las fuerzas políticas a trabajar juntas”, estableció el comunicado para insistir en su llamado al diálogo.

Peña Nieto, quien esta tarde voló a Lima, Perú, para participar en Foro Económico Mundial, mantuvo en agenda la asistencia al foro “México incluyente” que se celebró en Puebla.

Fue ahí donde convocó a las fuerzas políticas a trabajar juntos en un blindaje electoral de los programas gubernamentales.

En un giro discursivo, contrastante con el respaldo expresado a Rosario Robles el viernes pasado, Peña Nieto encomió “la vida democrática” del país que, dijo, permite disentir pero también generar acuerdos como el del Pacto.

Aunque fueron sus declaraciones las que crisparon las posiciones del PAN y el PRD, Peña Nieto sólo admitió en Puebla que las tensiones en torno al Pacto son propias de la política, pero llamó a los dirigentes a poner por encima de eso las necesidades del país, como en el caso de la reforma financiera.

“Hoy es momento de hacer un alto en el camino, de reflexionar y, sobre todo, de lograr que todas las partes que hemos signado este Pacto por México, veamos en él un horizonte de transformación y de mayor desarrollo para el país.

“Es quizá momento de replantearnos nuestra posición para, como fue el punto de origen, dejar de lado cualquier interés de carácter particular o partidario, para estar en favor, en un ánimo positivo, constructivo, propositivo, de enriquecer la agenda que nos permita impulsar el camino de desarrollo y progreso para nuestro país”.

Su alocución abundó en los beneficios que provocaría según él la reforma financiera y en la importancia de la política social que, coincidentemente, era el eje del evento. También en el futuro de México, las necesidades de los mexicanos y, en fin, en las diferentes expresiones con que se refiere al Pacto.

Fue casi al final de su discurso cuando sostuvo que asumía el compromiso de vigilar que nadie lucre con las carencias y necesidades de las personas y que tampoco se toleraría el uso electoral de programas sociales.

“Convoco a todas las fuerzas políticas del país para que a través del diálogo, de una evaluación de las políticas sociales, que en todos los órdenes de gobierno se llevan a cabo, hagamos realmente un blindaje auténtico y real, que nos permita asegurar que los programas sociales van a cumplir con un único propósito, que es apoyar a quienes más lo necesitan”.

Hasta esta noche, la suspensión anunciada por los partidos opositores y asumida por la Presidencia, no se ha revertido.