jueves, 7 de marzo de 2013

Sobrecalentamiento de cable desató incendio en guardería ABC, concluye tercer peritaje

FUENTE: PROCESO.


MÉXICO, D.F: El sobrecalentamiento de un cable de uso rudo que abastecía de energía eléctrica a un aparato de refrigeración detonó el incendio en la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, registrado hace casi cuatro años y en el que perdieron la vida 49 niños, según el resultado del tercer peritaje.

Gabriel Alvarado, representante legal de la agrupación “Manos Unidas por Nuestros Niños”, recordó que el primer peritaje elaborado por la Procuraduría General de la República (PGR) concluyó que el incendio empezó en el aparato de refrigeración.

En cambio, el segundo peritaje, realizado por el despacho estadunidense Smith, determinó que el fuego fue causado por la mano del hombre y que incluso contó con un acelerador, es decir, un combustible.

Sobre el resultado del tercer peritaje, elaborado por el ingeniero Ezequiel Méndez – ingeniero electromecánico, perteneciente al staff de profesionistas del Consejo de la Judicatura Federal–, Alvarado señaló:

“No me parece bien sustentado, pues debemos tomar en consideración que el (peritaje) de la PGR decía que el cooler (enfriador) de donde se originó el fuego estaba montado en una estructura superior y que, al calentarse el motor, salpicó chispas.

“Este dice que es el cable el que alimentaba de energía eléctrica. No le encuentro motivo sustentado”, dijo.

Asimismo, mencionó que será el próximo martes 19 cuando el responsable del tercer peritaje se presente ante el juzgado a ratificar el resultado, entregado la semana pasada al Juzgado Primero de Distrito con sede en Hermosillo, Sonora.

En enero pasado, cuando informó que el tercer peritaje se realizaría ante las contradicciones que existen entre la valoración de la PGR y el trabajo de la empresa estadunidense, el abogado de “Manos Unidas por Nuestros Niños” señaló que en una declaración hecha ante el juzgado, el exjefe de bomberos de Hermosillo, Martín Lugo Portillo, dijo que el incendio del 5 de junio de 2009 se originó en un lugar cercano a la barda que dividía a la bodega de la Secretaría de Hacienda y la guardería.

Eso, agregó, refuerza la teoría de que no fue el aire acondicionado el causante de las llamas, porque el aparato estaba en un sitio diferente.