miércoles, 27 de marzo de 2013

Se enfrentan granaderos y locatarios de La Merced; un lesionado, 9 detenidos

FUENTE: PROCESO

MÉXICO, D.F., (apro).- Una manifestación de locatarios de La Merced en pleno centro de esta ciudad derivó en un enfrentamiento con granaderos, que dejó un saldo de nueve personas detenidas y un lesionado.

El incidente surge un mes después del incendio registrado en la nave mayor del tradicional mercado ubicado en el perímetro de la delegación Venustiano Carranza que dejó sin trabajo a una buena cantidad de locatarios.

Ante el silencio de la autoridad a sus peticiones de ayuda, los comerciantes se dieron cita este miércoles en las calles 20 de Noviembre y República de Uruguay, con la intención de regalar fruta y verdura al público en protesta por la falta de apoyo para recuperar sus fuentes de trabajo.

Al lugar llegaron granaderos, quienes cerraron el tránsito vehicular y detuvieron un camión en el que los manifestantes llevaban los víveres. En ese momento, ambas partes se enfrentaron a golpes.

Un grupo de comerciantes intentó luego llegar con un tráiler al antiguo Palacio del Ayuntamiento con pastel, globos y gorros que se utilizan en las fiestas, pero elementos policiacos les impidieron el paso.

De acuerdo con Édgar Mendieta, uno de los mil 200 comerciantes afectados tras el incendio en la Merced, los locatarios llevaban un pastel de “cumplemes” al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera.

También llevaban “fruta podrida que hemos acumulado en este tiempo por la falta de apoyo de las autoridades capitalinas”, dijo.

Mendieta mencionó que la falta de difusión sobre las obras que se llevan a cabo “ha provocado que la gente se aleje y no acuda a nuestros negocios, los cuales están copados por ambulantes, gracias a la tolerancia de la delegación Venustiano Carranza”.

Hoy, agregó, “estamos registrando a diario apagones, con el riesgo de que se registre un nuevo siniestro y perdamos nuestro patrimonio”.

“Las autoridades no hacen caso y hemos tenido pérdidas de 80% “, dijo otro de los locatarios.

“Las autoridades no dicen nada, ni una sola palabra”, reclamó otro más.