viernes, 22 de marzo de 2013

Repunta crimen en el DF; suman 150 víctimas en 2013

FUENTE: PROCESO.

MÉXICO, D.F. (apro).- Los homicidios dolosos en el Distrito Federal van de menos a más en el presente año; de enero a la fecha suman poco más de 150 víctimas.

Asaltos, ajustes de cuentas, riñas y asuntos vinculados con compra-venta de drogas son parte del día a día de los habitantes de la Ciudad.

Según cifras de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), se cometen en promedio dos asesinatos diarios y el 30% de ellos está directamente relacionado con la venta de drogas.

Durante el mes de enero, la PGJDF reportó 67 homicidios dolosos, 22 de los cuales se cometieron en el fin de semana del 11 al 13, hecho que las autoridades calificaron como “un hecho atípico”.

En febrero la cifra de asesinatos subió a 72, esto es cinco más que en enero, 2.5 por día según cifras también de la PGJDF.

Y en lo que va de marzo la tendencia de homicidios va a la alza.

Por ejemplo, este jueves se registró uno en la Central de Abasto, delegación Iztapalapa. Un hombre, Víctor Manuel Rosas, dueño de un establecimiento, murió, un policía resultó herido y dos delincuentes fueron detenidos en un intento de asalto.

La noche del miércoles pasado, un hombre identificado sólo como Ramón, de 39 años, fue asesinado a balazos cuando se encontraba en su camioneta en la calle de Mixtli, en la colonia Pedregal de Santo Domingo, en Coyoacán.

Una pareja fue baleada el pasado 15 de marzo sobre el Circuito Interior en la colonia Agricultura, delegación Miguel Hidalgo, tras resistirse a un asalto.

Ese día Jessica Paola Hernández, de 35 años, y Joaquín Peña Ardea, de 55, habían hecho un retiro de 70 mil pesos y fueron seguidos por dos sujetos a bordo de una motocicleta. Al resistirse al atraco, a Jessica la mataron y Joaquín resultó herido.

Un día antes, el 14 de marzo, el notario público 103, Armando Gálvez Pérez-Aragón, vinculado con un fraude en una recopilación de arte, fue asesinado en calles de la colonia Polanco.

El 7 de marzo una mujer que salía de su domicilio a bordo de su auto fue asesinada en la Colonia La Cebada San Lorenzo, Delegación Xochimilco. Alrededor de las 7:20 horas, la mujer realizaba las maniobras para sacar su auto de su domicilio cuando un sujeto armado se le acercó y le disparó al menos cuatro ocasiones, directamente al rostro.

Otro hombre de unos 40 años de edad, fue sorprendido la madrugada del 5 de marzo a bordo de su camioneta en la colonia Tlaxpana, delegación Miguel Hidalgo cuando dos sujetos se le acercaron y le dispararon en 10 ocasiones.

Cuatro más fueron asesinados de un disparo en la cabeza, en la colonia Ampliación CTM, delegación Gustavo A. Madero, en un presunto ajuste de cuentas entre narcomenudistas. Uno más fue llevado de urgencia a un hospital.

El primer día de este mes, un hombre de unos 35 años, de oficio albañil, murió baleado al resistirse a un asalto, cuando salía de la obra en la que trabajaba en la colonia San Jerónimo, delegación Magdalena Contreras.

Ese mismo día, en un presunto ajuste de cuentas, cuatro sujetos asesinaron a una mujer e hirieron a un hombre, frente a la Plaza Garibaldi, colonia Guerrero, en Cuauhtémoc.

El fin de semana “atípico” en el DF

Entre el 11 y 13 de enero de este año, la capital vivió uno de los episodios más violentos en los últimos años: 22 personas perdieron la vida en hechos que el titular de la PGJDF, Rodolfo Fernando Ríos Garza calificó como “muy aislados”.

Los “inusuales” asesinatos fueron atribuidos por las autoridades en su mayoría, a riñas callejeras.

Sólo los homicidios en esos días en las delegaciones Tláhuac e Iztacalco, tres en cada una, fueron atendidos de inmediato por la Fiscalía de Homicidios “por la forma tan especial en que sucedieron” dijo Ríos Garza aunque negó que tuvieran alguna relación con el crimen organizado.

Incluso, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, dijo el lunes 14 que la seguridad en el Distrito Federal “está garantizada” y en reiteradas ocasiones ha negado la presencia del crimen organizado en la capital del país.

No obstante, al inicio de su gobierno, en una reunión con el gabinete de Seguridad federal, presentó el programa Escudo Centro, un ambicioso plan para blindar a la capital del país.