jueves, 14 de marzo de 2013

Rechazan 'solución amistosa' de gobierno en caso Atenco

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: FERNANDO CAMACHO SEVÍN.

Querellantes por las torturas y agresiones en 2006 consideraron la respuesta “una burla”. “Lejos de ser una disculpa pública, lo que hizo Lía Limón fue un comentario a nivel personal para verse bien, para dar una imagen benevolente del Estado mexicano, señala abogado.

México, DF. Los actos de tortura sexual y las agresiones cometidas por diversos agrupamientos de policía contra decenas de mujeres en la comunidad de San Salvador Atenco, ocurridas los días 3 y 4 de mayo de 2006, no pueden olvidarse mediante una “solución amistosa”, como propone el gobierno mexicano, pues las agresiones no fueron responsabilidad de unos cuantos funcionarios, sino del Estado mexicano en su conjunto.“Lejos de ser una disculpa pública, lo que hizo Lía Limón fue un comentario a nivel personal para verse bien, para dar una imagen benevolente del Estado mexicano, lo cual mesura el cinismo de las autoridades, que en siete años no han hecho ninguna investigación sobre lo ocurrido. Lo de hoy para nada fue una disculpa pública”, enfatizó Andrés Díaz, abogado del centro de derechos humanos Miguel Agustín Pro Juárez" y representante de las víctimas.

Luego de participar en una audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la ciudad de Washington, Bárbara Italia Méndez leyó una carta en donde rechaza la solución propuesta por el gobierno del país -consistente en una disculpa pública y el ofrecimiento de becas y terapias sicológicas-, puesto que ello no les garantiza la reparación del daño ni el acceso a la justicia.

Durante la sesión en la capital estadunidense, Miguel Ángel Contreras, procurador del estado de México, afirmó que las autoridades de dicha entidad sí investigaron y sentenciaron a los responsables, y ofreció a las víctimas “caminar juntos” para alcanzar una solución.

Frente a ello, algunas de las mujeres demandantes, acompañadas por abogados del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, subrayaron que la respuesta del gobierno mexiquense es una “burla” y anunciaron que van a continuar con su demanda hasta que el caso sea admitido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.