domingo, 3 de marzo de 2013

México: Protestan contra proyecto de parque eólico en Cozumel

FUENTE: KAOS EN LA RED(PROCESO.

Este proyecto implicaría la destrucción de manglares, con interacción con arrecifes coral que son refugio de aves endémicas y migratorias.

CANCÚN, Q.R. (proceso.com.mx).- Un grupo de activistas clausuró simbólicamente este mediodía los terrenos en donde se prevé desarrollar el Parque Eólico de Cozumel (PEC).

Los inconformes exigieron la intervención del secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, originario de la isla, a fin de impedir este proyecto.

Esta es la segunda jornada de protestas contra el PEC, pues el domingo pasado jóvenes protestaron en el parque principal de la isla contra el plan impulsado por el gobernador Roberto Borge.

“Si en algo valoras Cozumel porque viviste aquí, detén el Proyecto Eólico en Cozumel”, reclamaron los activistas a Coldwell, exgobernador de Quintana Roo.

Los jóvenes, con el apoyo de la agrupación ambientalista Cielo, Tierra y Mar (Citymar), realizaron una caravana de automóviles que partió alrededor de las 12:45 horas del punto conocido como El Caracol, en las avenidas 65 y Juárez, hacia playa Rastas.

Ahí, los inconformes clausuraron simbólicamente el PEC, que está en proceso de revisión ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La presidenta de Citymar, Guadalupe Álvarez, dijo que temen que el proyecto sea autorizado tras la designación de Raúl Omar González Castilla como delegado de Semarnat, quien anteriormente se desempeñaba como titular de la Secretaría Estatal del Medio Ambiente (SEMA).

Advirtió que este proyecto implicaría la destrucción de manglares, con interacción con arrecifes coral que son refugio de aves endémicas y migratorias.

Álvarez pidió que González Castilla se acerque a los ambientalistas de Cozumel con el fin de conocer las evidencias del grave daño que causaría este parque eólico a los ecosistemas del oriente de la isla.

La ambientalista refirió que Semarnat rechazó, en agosto de 2012, un primer proyecto, el cual contemplaba 115 aerogeneradores, en una extensión de 6 mil 132 hectáreas.

Refirió que los argumentos por los que fue rechazado el proyecto se sustentan en el Programa de Ordenamiento Ecológico Local (POEL) vigente, que prohíbe la instalación de infraestructura de comunicación y conducción de energía eléctrica, así como la prohibición de cortar, quemar o remover la vegetación natural en la zona oriente de la isla.

Indicó que si bien el nuevo proyecto incluye 36 torres, éstas son más potentes y más grandes.