miércoles, 6 de marzo de 2013

Interés de EPN en el campo no se refleja en el presupuesto, acusan campesinos

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: PATRICIA DÁVILA.

MÉXICO, D.F: Un contingente de más de 5 mil campesinos de la CIOAC y la CODUC exigió a la Secretaría de Gobernación que se incluyan sus propuestas dentro del Plan Nacional de Desarrollo (PND) “no por buena voluntad”, sino porque son necesarias”.

La movilización estuvo encabezada por Federico Ovalle Vaquera y Marco Antonio Ortiz Salas, dirigentes de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC) y de la Coalición de Organizaciones Democráticas Urbanas y Campesinas (CODUC), respectivamente.

En un principio, los inconformes se dirigieron a las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), y luego se trasladaron a las de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, así como a la de Agricultura.

Ovalle Vaquera y Ortiz Salas consideraron en rueda de prensa en el Monumento a la Revolución que sería una “ilusión” esperar resultados tangibles para el campo en el primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto, pues dijo que se siguen aplicando los mismos programas del 2012.

Por ello, a nombre de los legisladores federales de la CODUC, el diputado Sebastián de la Rosa, secretario de la Comisión de Desarrollo Rural, manifestó que no comparten la actual política del gobierno federal hacia el agro nacional.

Las declaraciones emitidas por Peña Nieto, acusaron, son contradictorias, ya que por una parte afirma que en su gobierno el campo será una prioridad, pero por otra ese interés no se ve reflejado en el presupuesto.

El senador Fidel Demedicis Hidalgo, presidente de la Comisión de Desarrollo Rural, señaló que lo expresado por el jefe del Ejecutivo son “sólo anuncios”, ya que si no se les da un sustento en acciones concretas, existe el riesgo que el de Peña Nieto se convierta en un “gobierno demagógico”.

Previo a la marcha, los dirigentes campesinos anunciaron que este mismo día se entrevistarán con Miguel Ángel Osorio Chong, titular de Segob.

En el documento de propuestas destacan que a casi 10 años de la firma del Acuerdo Nacional para el Campo y a tres décadas de aplicarse el modelo neoliberal, el campo mexicano se encuentra estancado, con baja producción de alimentos, sumido en la pobreza, con creciente migración y diezmado por el desempleo.

Por ello, se advierte en el texto, es necesaria la remodelación completa del marco jurídico para el medio rural, sobre la base de un nuevo modelo de desarrollo para el campo.

Según los dirigentes campesinos, esto implica leyes que tienen que ver con el marco macroeconómico, la Constitución, la soberanía alimentaria, la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria; leyes sobre salud, sobre los pueblos y las comunidades indígenas, así como sobre el desarrollo del sur-sureste.

La propuesta de la CODUC y la CIOAC para el Plan Nacional de Desarrollo incorpora varios ejes:

Un marco macroeconómico favorable al desarrollo rural y política de Estado; soberanía alimentaria; comercio internacional justo con agenda de desarrollo; solución de los conflictos agrarios y reactivación del mercado interno.

Además, fomento a la producción de alimentos; políticas incluyentes y diferenciadas; reglamentación en una ley del derecho a la alimentación; desarrollo territorial y regional, eliminando las grandes diferencias norte sur-sureste, y revisión y modificación del marco jurídico.

Asimismo, reimpulsar el Estado social y de bienestar, así como la reorientación del gasto público y del programa especial concurrente.