viernes, 8 de marzo de 2013

Expresa John Berger “disgusto y tristeza” por rechazo de la Corte a revisar caso Patishtán

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: Hermann Bellinghausen

Los jueces actuaron con “arrogancia y discriminatoriamente”, indica la Red contra la Represión y por la Solidaridad.

México DF. En una comunicación personal con el Colectivo Ik, que acompaña el caso de Alberto Patishtán Gómez, el escritor británico John Berger expresó “disgusto y tristeza por la terrible decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)” al no aceptar la revisión de su caso. “Es la injusticia (y la estupidez)” exclaman el novelista, ensayista y poeta, así como su esposa Beverly, defensores de las luchas de los pueblos en distintas partes del mundo.

En referencia a una carta manuscrita dirigida a ellos por el profesor tzotzil, ambos dicen: “escribe de justicia y paz y oración, es un hombre bueno”.

Por su parte, la Red contra la Represión y por la Solidaridad, adherente de la Sexta declaración de la Selva Lacandona, organismo que acompaña permanentemente a los presos indígenas de Chiapas, señaló que los jueces actuaron con “arrogancia y discriminatoriamente” en el caso Patishtán Gómez.

El proyecto de dictamen elaborado por la ministra Olga Sánchez Cordero y apoyado por el ministro Arturo Zaldívar, añade la Red, “fue rechazado por los ministros Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, José Ramón Cossío y Jorge Pardo Rebolledo, quienes, después de expresar unas cuantas frases y no mostrar interés alguno, arguyeron la falta de elementos para revisar el caso”.

Así, la Primera Sala de SCJN rechazó reasumir su competencia para conocer el incidente de reconocimiento de inocencia que promovió el profesor Patishtán, sentenciado a 60 años de prisión.

Patisthán “ha atravesado por 12 años un largo camino de irregularidades jurídicas, injusticias y mentiras. Detenido el 19 de junio de 2000 por delitos que no cometió, el Estado lo acusa, tortura y encarcela por luchar por la organización comunitaria y denunciar los malos manejos de las autoridades municipales”, destacó el colectivo de derechos humanos.

“Sin embargo, ni los maltratos ni los castigos han amedrentado su capacidad de indignarse ante la injusticia y desde la cárcel su lucha ha continuado, no sólo por su libertad, sino la de otros tantos presos que también han tenido que soportar las irregularidades jurídicas, las injusticias y las mentiras. El colectivo La Voz del Amate es muestra de esto”.

El 6 de marzo “nuevamente prevalecieron la injusticia, la discriminación y el racismo contra el profesor Alberto Patisthán, contra los pueblos indígenas y contra los presos políticos que se encuentran en las cárceles de nuestro país”.

El seguimiento y las manifestaciones solidarias de organizaciones, colectivos e individuos de México y de otras partes del planeta “han sido fundamentales para denunciar las irregularidades y, en no pocas ocasiones, presionar para detener otras tantas injusticias y demandar el respeto de sus derechos fundamentales”, concluyó la Red contra la Represión.