martes, 12 de febrero de 2013

Valdés Zurita pinta su raya

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: ARMANDO ESTROP.

Primero fue la renuncia del consejero Sergio García Ramírez. Ahora, el titular del IFE anuncia que no se presentará a la reelección



Es el saldo de la fiscalización de los gastos de la pasada campaña electoral. Es el resultado de los obuses entre los partidos políticos con todo y Pacto por México.

Se trataba de una simple presentación de un libro en el Senado de la República, pero el titular del órgano electoral la aprovechó para pintar su raya.

En dos cartas, una al coordinador de los diputados perredistas Silvano Aureoles y otra al dirigente del mismo partido, les hizo ver que no él no baila al son que le tocan.

Y es que los dos políticos de izquierda manifestaron su posición sobre la necesidad de que dejara su encargo antes de tiempo y que el PRD no apoyaría su reelección.

El cruce de declaraciones ocurría mientras el órgano de fiscalización del IFE descubría que solo Andrés Manuel López Obrador había rebasado el tope de gasto de campaña. El caso Monex había sido enterrado.

Finalmente, en una jugada con más contenido de acuerdo político que de aplicación de la ley, nadie salió sancionado por sus gastos en la pasada campaña presidencial.

Sin embargo, el IFE salió lesionado. García Ramírez renunció entre una andanada de críticas y ahora Valdés Zurita anuncia que pronto llegara su retiro definitivo porque no piensa en la reelección que es en octubre.

“Para su tranquilidad, le comunico que he decidido no presentarme a la posible reelección del cargo que con dignidad ahora ocupo. Lo he decidido, entre otras razones, porque no puedo aceptar someter la evaluación de mi desempeño, ante personas tan faltas de objetividad como la que usted muestra ser en la declaración que origina esta comunicación”, dice en su misiva dirigida a Aureoles.

En la carta, insistió en que por tener “divinidad” responde a los perredistas mediante esa carta y porque las declaraciones que hizo el diputado carecen de todo sustento.

El coordinador de los perredistas ironizó al decir en una entrevista que evidentemente no “es una carta de amor”.

Y reiteró lo que ya había dicho en sus declaraciones a principios de febrero: que el primero en renunciar al IFE debería ser su propio titular, Leonardo Valdés.

“Esa es una gran noticia, eso es lo que yo destaco de la carta, que es una gran noticia para el país, para la democracia en México, porque no solamente es una opinión mía, sino una opinión generalizada”.

El diputado señaló que no desea entrar en una polémica y que las declaraciones de un legislador en nada afectan a la institución.

“Reclama que yo haya declarado, que en principio, siendo él experto en asuntos jurídicos, en la Constitución y en las leyes, debería él saber que la declaración de un legislador no atenta contra ninguna institución y jamás mis declaraciones han sido en contra del IFE; que ahí se quiera cobijar el señor, esa es otra cosa”.

El legislador aplaudió la prudencia de Valdés pues, dijo, que de haberse presentado al proceso de reelección seguramente sería rechazado.

“Lo que sí celebro es que haya decidido no presentarse en la reelección. Yo creo que en conciencia también ha razonado y quiere evitarse la pena de presentarse y no ser aceptado. Es prudente el señor”.