lunes, 11 de febrero de 2013

Siguen amenazas contra Graco: dejan bomba en sede académica de la UNAM

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: JOSÉ GIL OLMOS.


CUERNAVACA, Mor: El gobernador del estado, Graco Ramírez, aseguró que la bombas localizadas en el Instituto de Biotecnología de la UNAM tienen el objetivo de sembrar psicosis en la sociedad por parte de las bandas de la delincuencia organizada.

A las 9:30 de la mañana fue encontrado un sobre con un explosivo a nombre del investigador Sergio Andrés Águila, al parecer de origen chileno, en las instalaciones del instituto de la UNAM, que forma parte de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos.

Al abrir el sobre de tamaño carta color amarillo descubrió pólvora negra y un dispositivo eléctrico para hacerla explotar. De inmediato dio aviso y el instituto fue desalojado por militares y policías.

Una hora después, en conferencia de prensa en las instalaciones del Sistema Morelense de Radio y Televisión, el gobernador Graco Ramirez advirtió que el explosivo descubierto en la universidad es parte de una estrategia de la delincuencia para generar psicosis social y una reacción por la decisión de su gobierno de formar el Mando Único entre las policías municipal y estatal.

Graco Ramirez aseguró que la delincuencia está reaccionando de manera violenta porque el Mando Único policial representa una amenaza al poder y control que ya tienen en la mayoría de los municipios del estado.

Advirtió que no cederá ante estas amenazas porque lo único que quieren es hacer fracasar la estrategia del Mando Único que tiene la finalidad de unificar a las policías de la entidad y dotarlas de elementos confiables.

El gobernador reiteró que el ataque a los escoltas de procurador Rodrigo Dorantes fue un atentado que se enmarca también en las reacciones de las bandas del crimen organizado.

“Pero no vamos a ceder, seguiremos adelante” sostuvo el gobernador Ramírez en la conferencia de prensa.

En cuanto a los explosivos encontrados, el administrador del Instituto de Biotecnología informó que se están inspeccionando todos los edificios y fueron desalojadas 400 personas.

Señaló que los militares pidieron no dar mucha información porque se trata de un asunto de seguridad nacional.