jueves, 28 de febrero de 2013

Reitera Peña Nieto que se aplicará la ley sin distingos

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: ROSA ELVIRA VARGAS.

Al anunciar las consultas para el Plan Nacional de Desarrollo, aseguró que trabajará "con determinación, audacia y pasión para transformar a México".

México, DF. El presidente Enrique Peña Nieto ratificó hoy que la expresión de que su gobierno está determinado a aplicar la ley es un propósito de orden general: “así está dicho y así habrá de ser”, estableció.

En el salón de la tesorería de Palacio Nacional, y acompañado a su arribo por un prolongadísimo aplauso que le dedicaron los miembros de su gabinete y otros empleados de la administración federal, el titular de Ejecutivo aseguró que “trabajaremos con determinación, audacia y pasión para transformar a México”.

La convocatoria se hizo para anunciar las consultas para la formulación del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018. Ahí, el político del PRI insistió: “este gobierno tiene visión y rumbo claro sobre el México que queremos construir”.

Afirmó entonces la decisión de escuchar a todos los actores, sectores y regiones de México para integrar el documento que orientará y normará la actuación del gobierno federal en estos seis años.

“Llegó el momento de decir lo que pensamos para que México se convierta en el país que queremos”, estableció Peña Nieto al exhortar la participación ciudadana en este ejercicio de consulta.

Indicó asimismo que la República no es el proyecto de un solo gobierno sino el compartido por todas las partes que lo integran. Con el Plan Nacional de Desarrollo se trata, insistió de estimular un federalismo articulado y sobre todo desarrollar líneas de acción que permitan el desarrollo nacional contemple indicadores para medir la efectividad del gobierno y principalmente “tendrá como máxima prioridad convertir a México en una sociedad de derechos donde cada uno sea real para todos los mexicanos”.

Al término de la ceremonia y en breves declaraciones a la prensa, el presidente Peña ratificó su decisión de aplicar la ley sin distingos.