jueves, 21 de febrero de 2013

Quiere el PRI engañar a la izquierda ¡usando a MORENA!

FUENTE: BLOG DE IZQUIERDA.
AUTOR: VICTOR HERNÁNDEZ.

Me informan que uno de los principales lambiscones del PRI, y en especial de Javier Duarte de Ochoa, está alegando que MORENA es mejor opción política que una alianza entre el PAN y el PRD.

Nadamás que hay un detalle: MORENA todavía no es partido político, por lo cual no puede participar en las elecciones de 2013. ¿Cómo se va a votar por un partido que no existe aún?

Eso lo que significa es que el PRI está tratando de usar a MORENA para evitar que la izquierda apoye una alianza PAN-PRD que podría debilitar al PRI en Veracruz y a Enrique Peña Nieto a nivel nacional.

Y es que, como demostramos ayer en este espacio, una alianza PAN-PRD en Veracruz le ganaría el control del congreso local y de las alcaldías al PRI, poniendo en jaque al gobernador priista Javier Duarte de Ochoa.


(Aquí están los datos que publicamos ayer al respecto:http://www.blogdeizquierda.com/2013/02/veracruz-numeros-indican-que-alianza.html)

Básicamente la situación es esta:

1. En la elección estatal de 2010 y en la presidencial de 2012, el PAN estuvo a punto de alcanzar al PRI. La izquierda, inclusive con AMLO como candidato, quedó en tercer lugar.

2. En 2012, Movimiento Ciudadano irá solo en todas las 14 elecciones estatales (lo dijo Ricardo Monreal), por lo cual la izquierda iría dividida en Veracruz, lo cual hará peor su derrota.

3. De los partidos de izquierda el que más votos tiene en Veracruz es el PRD, pero no le alcanza para ganar una elección nisiquiera en alianza con MC y PT.

4. Sin embargo, estando el PAN a escasos 2.5 puntos del PRI, los votos del PRD en alianza, que representarían un 8% del voto en Veracruz, serían más que suficientes para derrotar al PRI.

5. Derrotando al PRI, y con un congreso local dominado por la oposición, el nefasto Javier Duarte estaría en serios problemas. No le sería tan fácil volver a mandar maletas con millones en efectivo a Edomex, ni podría estar tratando de pasar leyes mordaza o reprimiendo twitteros. Y además le estarían vigilando el presupuesto ahora sí de a deveras.

6. Esto, a su vez, se traduciría en un menor respaldo económico para el PRI a nivel nacional, y para Peña Nieto en particular.

7. Debilitado el PRI, sería más sencillo que la izquierda lo derrotara en 2015 y en 1018.

Es precisamente por eso que el PRI tiene tanto miedo de que se haga una alianza PAN-PRD. Porque saben que sería el fin del PRI en uno de los estados claves para ganar la elección presidencial: Veracruz.

Quien pretende engañar a la izquierda diciéndole que no apoye la alianza PAN-PRD en Veracruz lo hace porque recibe chayo de Javier Duarte. Y no poco dinero: alrededor de millón y medio de pesos al año o más.

Y además es hipócrita, ya que apoyó la alianza PAN-PRD en Oaxaca y en Puebla cuando le convino, también por dinero. Vamos, a la fecha sigue recibiendo dinero de Puebla.

Pero en Veracruz no le conviene porque es precisamente la administración de Duarte su principal entrada de dinero.

Así que ahora mejor trata de alegar que es mejor MORENA que la alianza PAN-PRD cuando, como dijimos, MORENA todavía no existe como partido ni le alcanzarían los votos para ganarle al PRI, porque eso es lo que le conviene al PRI: que la izquierda se divida y no apoye la alianza que el PRI sabe que los puede derrotar.

No sólo eso; quien pretende engatuzar a la izquierda es uno de los principales aplaudidores de Enrique Peña Nieto y traicionó a Dante Delgado en 2010 cuando, viendo que estaba en tercer lugar, optó por hacer un arreglo con Fidel Herrera para recibir dinero de Veracruz.

¿Por qué debería la izquierda hacerle caso a traidores y esbirros del PRI?

La alianza PAN-PRD en Veracruz sería estrictamente coyuntural. No sería para la elección presidencial. Ni AMLO ni Marcelo Ebrard se atreverían a hacer alianza con el PAN en 2018 y, por el contrario, los dos han manifestado que 2018 debe tener una alianza de izquierdas, sin el PAN de aliado.

Lo que se busca con la alianza PAN-PRD en Veracruz es debilitar al PRI; quitarle a Javier Duarte el control absoluto de Veracruz y reducir la posibilidad de que desvíe dinero al PRI en 2015 y 2018; que ya no se use el erario de Veracruz para comprar votos con despensas ni parafernalia. Es, en otras palaras, una mera estrategia a largo plazo para asegurarse de que el PRI tendrá menos manera de hacer otro sorianazo.

¿Los principios? Los principios son importantes, pero si es obvio que no puede ganar la izquierda en Veracruz, lo correcto para sacar al PRI del poder es hacer una alianza con el PAN que garantice que eso suceda.

El PAN no se fortalecería porque tendría que compartir el poder con el PRD. Vaya, no se fortaleció ni en Sinaloa, ni en Puebla ni en Oaxaca.

Pero el PRI sí se debilitaría con la alianza PAN-PRD. Y si se hace otra alianza PAN-PRD en 2016, los lambiscones en los medios que reciben chayo del PRI dejarían de tener ese ingreso.

¿No nos quejamos de los medios tendenciosos y vendidos al PRI? Ah bueno, pues ahí está una oportunidad para afectarlos de manera directa; debilitando al PRI con una alianza PAN-PRD.

Y repito: la alianza PAN-PRD en Veracruz NO se repetiría en 2018. Con un PRI débil no haría falta. Con un PRI débil, la izquierda con toda facilidad podría llegar al poder.

PD: Otra hipocresía; el lambiscón del PRI que ahora quiere usar a MORENA para engañar a la izquierda, alegando que MORENA era mejor opción, habló pestes de Martí Batres y -hay testigos- lo acusó en falso de un delito gravísimo que Martí jamás cometió. Para que vean la miseria moral y la deshonestidad de quien ahora pretende que la izquierda se divida para beneficiar a Javier Duarte.