jueves, 21 de febrero de 2013

Núñez acusa a Granier de heredarle anomalías por más de 23 mmdp

FUENTE: PROCESO.


MÉXICO, D.F: El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez informó hoy que su antecesor, el priista Andrés Granier, le heredó pasivos bancarios, desvíos y otras deudas por más de 23 mil millones de pesos.

De acuerdo con Núñez, la principal anomalía, es la deuda pública que atribuyó a una mala administración y corrupción en las estructuras de Gobierno.

“Me queda claro que los casos de irregularidades acreditan el grado de relajación de la ética pública del aparato gubernamental y que tales irregularidades no pudieron ser cometidas sin conocimiento del que estaba al frente de la administración”, dijo Núñez en alusión al exgobernador Granier.

“Buscaremos que se deslinden responsabilidades y se apliquen sanciones y sobre todo que se recuperen los recursos”, expuso.

En conferencia de prensa, destacó que la deuda pública que le reportó la Secretaría de Planeación y Finanzas asciende a 17 mil 737 millones de pesos.

Por otro lado, Núñez detalló que se ha detectado un faltante de mil 918 millones 597 mil pesos en las cuentas bancarias correspondientes a fondos federales, los cuales fueron retirados indebidamente.

Mencionó que los faltantes son de mil 226 millones de pesos en Salud; en Justicia y Seguridad, 84 millones de pesos; y en otras cuentas federales, 547 millones 967 mil pesos.

“Ahora las instancias federales nos están exigiendo su reintegración a las arcas del gobierno federal”, advirtió.

En cuanto a las deudas heredadas con proveedores y otros acreedores, Núñez documentó que ascienden a dos mil 320 millones 421 mil pesos.

Núñez alertó que se han robado documentos oficiales en los que se podría cotejar el ejercicio presupuestal de mil 301 millones de pesos relacionados con inversión en infraestructura.