lunes, 11 de febrero de 2013

No es que @JorgeRoHe no pueda con Benito Juárez; Es que no quiere

FUENTE: BLOG DE IZQUIERDA.
AUTOR: VICTOR HERNÁNDEZ.

Francisco Ortiz Pinchetti hace una lapidaria evaluación de lo que va de la administración del panista Jorge Romero en la Delegación Benito Juárez en un artículo publicado en Libre en el Sur.

La tesis de Pinchetti es que Romero no ha podido con los problemas de la delegación, como los ambulantes y las construcciones irregulares, a los cuales ha pretendido tapar con pantallas como la pista de hielo en la explanada delegacional .

Difiero con Pinchetti. No es que Romero no haya podido solucionar los problemas. Es que no ha querido hacerlo.

Los ambulantes que están a un lado del Walmart sobre avenida Universidad, por ejemplo, y que son a los que nunca toca Romaro, han sido señalados por diversas fuentes como parte de la estructura que le ayudó a Romero a inflar el padrón del PAN para ser candidato a jefe delegacional de manera fraudulenta.


Ya mero los va a andar quitando siendo ese el caso. No los quita porque no quiere. En cambio presume que quitó una mesita de plástico en una banqueta con una canasta de tacos. Pero a los que tienen carpas y hasta café internet, no los toca.

En todo caso, si Romero no va a tocar a unos, que no toque a ninguno y que no sea hipócrita.

Y respecto a las construcciones irregulares es lo mismo. No ha actuado contra ellas porque no ha querido a pesar de que han habido casos, como el de la construcción en Tiburcio Sánchez de la Barquera, en los que un juez le ordena proceder. No, Romero simplemente ha buscado la manera de no hacerlo.

Si fuera solamente ineptitud de Romero sería malo. Pero si es ineptitud que raya en la complicidad, es mucho peor.

¿La solución? No volver a permitir que el PAN esté en la Delegación Benito Juárez. Así de sencillo.