lunes, 11 de febrero de 2013

Gobierno debe pactar con cárteles, propone alcalde de Guerrero

Fuente: Mundo Narco

El alcalde de Teloloapan, Ignacio de Jesús Valladares Salgado, opinó que, para combatir la inseguridad generada por la delincuencia organizada, el presidente Enrique Peña Nieto debe pactar con los grupos delictivos; el acuerdo debe ser que las mafias operen como quieran, pero sin meterse con la población.




Abordado luego de una reunión que sostuvo con alcaldes del estado afiliados a la Asociación de Autoridades Locales de México AC (Aalmac).

El alcalde –quien tan pronto tomó el cargo fue amenazado por grupos delictivos– dijo que Teloloapan está “en aparente calma”, pues “estamos capoteando el problema con el Ejército, la Policía Estatal, el operativo Guerrero Seguro”.

Dijo que le gustaría que hubiera una “efectiva operatividad”, pero entiende que es una zona “muy confrontada en cuanto a la delincuencia organizada”.


Valladares Salgado, quien llegó al lugar del encuentro fuertemente custodiado por más de ocho agentes de la PGR que se trasladaban en dos camionetas de la dependencia federal, mencionó que en su municipio continúa una especie de toque de queda ciudadano, que fue asumido por la misma gente; “no es algo que nosotros hayamos querido imponer, sino por la misma seguridad. 

Nosotros, los que vivimos ahí, a las 9 y media de la noche no hay y ni unalma; sí hay jóvenes que hasta las 10 o 10 y media andan en la calle, pero por lo general la gente a esa hora ya está encerrada en sus hogares, por su propia seguridad”.

Consideró que la estrategia de la Operación Coordinada Guerrero Seguro es buena; sin embargo, dijo hace falta algo que permita a los grupos policiacos dar más seguridad, motivo por el que, argumentó, “hay brotes de insurgencia”.

Lamentó que los delincuentes sean más numerosos y estén mejor coordinados; “conocen perfectamente su zona y entonces se desenvuelven con mayor facilidad”.

Sin embargo, Valladares Salgado confió en que el gobierno federal “pueda tener algún vínculo de relación con los grupos organizados para tratar de poner orden”.
–¿Que se pacte con la delincuencia organizada? –se le preguntó.

–Aunque se escuche un tanto mal, pero a lo mejor que llegaran a un acuerdo donde se les diga que ‘ustedes, a lo suyo, y déjenme a la ciudadanía tranquila’, porque nos damos cuenta que en enfrentamientos como en Acapulco hay gente inocente que tiene que padecer este tipo de choques entre grupos, y no es justo.

“Por experiencia propia”, llamó a las autoridades federales y a los grupos organizados a “que nos dejen trabajar y que nos permitan actuar en beneficio de la ciudadanía”.