lunes, 11 de febrero de 2013

El Rey Juan Carlos agradece a Peña colaboración en caso Acapulco

FUENTE: PROCESO.
AUOTOR: ALEJANDRO GUTIÉRREZ.


Madrid.— El ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García Margallo, agradeció hoy al gobierno mexicano el avance en las pesquisas en el caso de las mujeres españolas que fueron agredidas sexualmente en Acapulco.

Asimismo, dio a conocer que el pasado fin de semana el Rey de España, Juan Carlos de Borbón tuvo una comunicación telefónica con el presidente Enrique Peña Nieto para agradecerle su interés al tratar de resolver este caso sucedido la madrugada del 4 de febrero pasado, en Playa Bonfíl, Acapulco.

Durante una conferencia de prensa posterior a la visita del ministro de Exteriores marroquí, Saad-Edine El Othmani, García Margallo fue abordado sobre el caso Acapulco.

Señaló que desde el mismo día de los sucesos recibió una llamada de su homólogo mexicano, José Antonio Meade, quien le comunicó los hechos y “garantizando que las autoridades mexicanas estaban pendientes” del grupo de españoles que fueron robados y las seis mujeres que sufrieron violación a manos de un grupo de hombres armados.

Comentó que el secretario mexicano de Relaciones Exteriores también se comprometió a que “las autoridades harían todo lo posible y lo imposible para detener y castigar a los autores d esta brutal agresión”.

También señaló que desde el día de la agresión el cónsul honorario de España en Acapulco y el embajador de México en España, Francisco Ramírez Acuña, están en comunicación continua con las autoridades españolas, y que las víctimas han recibido asistencia de parte de las autoridades en México.

De igual manera, añadió, “se ha dado también apoyo a nuestros servicios diplomáticos y garantizan que se hará todo lo posible”.

García Margallo recordó que se han registrado las primeras detenciones de los presuntos atacantes, que permitirá “castigar este crimen que las autoridades mexicanas lamentan, como nosotros lo lamentamos”.

Fue el Ministros de Exteriores quien dio la versión sobre la comunicación del monarca con Peña Nieto, ya que en los servicios de información de la Casa Real no hubo ninguna notificación a este respecto.