jueves, 21 de febrero de 2013

Con brazos abiertos ante HRW

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: ADRIANA LUSTHOFF.

Human Rights Watch se olvidó de la ‘cerrazón’ de Calderón. Ayer Osorio Chong recibió personalmente su informe sobre desaparecidos en México.


Más de una vez Felipe Calderón lanzó contraataques a líderes de Human Rights Watch (HRW) ante sus reproches sobre violaciones a los derechos humanos durante su administración.

Hace un año, el director para las Américas de HRW José Miguel Vivanco, lamentó “la cerrazón” del gobierno mexicano, por negarse constantemente a aceptar sugerencias de los organismos internacionales y de la sociedad mexicana en relación a la estrategia para combatir el narcotráfico.

En la presentación de su Informe Anual 2012 en Washington, Vivanco compartió su esperanza en que las futuras autoridades no actuaran “a ciegas” y que el próximo gobierno aceptara críticas y tuviera disposición de trabajar en conjunto.

Tal parece que ese día ya llegó. Ayer, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se reunió con José Miguel Vivanco en las oficinas del funcionario en Polanco.

El titular de la Segob recibió personalmente un informe de HRW que incluye 250 casos de personas desaparecidas.

Vivanco le reprochó además que en 149 de estos existió participación militar o policial.

Osorio Chong no respondió al estilo de Calderón. Es decir, no actuó a la defensiva ni negó la responsabilidad de las autoridades.

Se limitó a contestar que en este sexenio “no habrá impunidad”.

Ya en enero de 2012 Vivanco se había mostrado exasperado ante las negaciones de Calderón Hinojosa.

“Si ellos sostienen que el 90 o 95 por ciento de las víctimas son narcotraficantes, sería bueno que lo expliquen, especialmente a los mexicanos, cómo han llegado a esa conclusión. Que fundamenten este eslogan oficial”, fueron las palabras del director en enero de 2012.

Registro oficial

Durante la misma reunión, la subsecretaria de Derechos Humanos de la Segob, Lía Limón García, confirmó que a partir del próximo lunes se podrá contar con un registro preliminar del que será el Registro Nacional de Desaparecidos.

Limón García detalló que se partirá de una base de datos de 27 mil desaparecidos y que el padrón contará con “nombre y apellido” de las víctimas.

Precisó que el registro actual se encuentra en el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información (Cenapi) de la Procuraduría General de la República (PGR) y que ahora migrará hacia el Centro Nacional de Información, del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Según la funcionaria, el listado irá acompañado de información genética de los familiares, así como de una base de datos de cadáveres en los estados para facilitar la búsqueda y realizar una investigación a fondo de las personas que pudieran estar vivas.

Asimismo, se puso sobre la mesa otra vía por la que se combatirán las desapariciones forzadas, precisando que se pondrá especial atención a las reformas legislativas pendientes sobre el tema.

En respuesta, José Miguel Vivanco consideró que con el nuevo gobierno México tiene una oportunidad para avanzar en las investigaciones, lograr justicia y evitar la impunidad.

El representante de HRW destacó además que el informe presentado busca iniciar una relación de trabajo con el gobierno federal “donde están sobre la mesa casos concretos de personas desaparecidas”.