martes, 29 de enero de 2013

Ya son 13 los cuerpos de miembros del Kombo Kolombia hallados en NL

FUENTE: LA JORNADA, AFP Y DPA.

Los cadáveres hallados hasta el momento en el pozo de Mina pertenecen a integrantes de la banda, informaron autoridades.

Un nuevo cadáver fue localizado en un pozo de agua en Nuevo Léon, con lo que suman 13 los cuerpos hallados, y todos corresponden a miembros del grupo de cumbia Kombo Kolombia, informaron hoy las autoridades, que aún buscan a otros cuatro.

Una de las víctimas ya identificadas es Heiner Cuéllar, de nacionalidad colombiana y quien era tecladista del grupo. Los demás son mexicanos.

"Tenemos 13 cuerpos rescatados que estaban en la noria" (pozo de agua) en el municipio de Mina, dijo una fuente de la Agencia Estatal de Investigaciones de Nuevo León. Hasta la noche del lunes se había informado de la recuperación de 12 cuerpos.

Este cuerpo y los 12 hallados anteriormente ya fueron identificados como miembros del grupo musical Kombo Kolombia, que fueron secuestrados por hombres armados la madrugada del pasado viernes tras tocar en el municipio de Hidalgo, vecino de Mina, donde se fueron localizados los cadáveres.
Un total de 18 personas fueron secuestradas, entre el grupo musical y colaboradores. Inicialmente se había informado que eran 20 personas.

El cártel de Sinaloa, posible autor de los asesinatos

Las autoridades no han adelantado posibles causas del secuestro y asesinato, pero una fuente cercana a las investigaciones señala que podrían estar ligados alcártel de Los Zetas, uno de los más poderosos y sanguinarios que actúan en México.

Este cártel, formado por exmilitares a mediados de los 1990, controla, según la fuente, algunos de los sitios donde tocaba Kombo Kolombiano y los responsables de la masacre serían miembros del cártel de Sinaloa, rival de Los Zetas.

Los cadáveres muestran huellas de tortura, heridas de bala y tienen los pantalones a la altura de las rodilla, lo que se presume era para que no escaparan.

El pozo en Mina, localizado unos 200 kilómetros al norte de Monterrey, capital de Nuevo León, fue descubierto gracias a que uno de los miembros del grupo consiguió escapar y dar aviso a las autoridades. La mayor parte de los datos con que cuentan las autoridades provienen de este integrante de la banda.

Según su testimonio, la banda fue contratada para cantar la noche del jueves en una bodega-bar llamada La Carreta, en una zona apartada del municipio de Hidalgo.

Al terminar el show ante unas 50 personas la madrugada del viernes, irrumpieron en el sitio alrededor de diez personas armadas y se los llevaron en varias camionetas.

El sobreviviente, que fue también golpeado, declaró que los subieron a las camionetas y los condujeron durante unas cuatro horas por carretera o caminos de tierra, dijo el portavoz.

Los miembros del grupo musical fueron golpeados e interrogados sobre si consumían drogas o tenían relación con una organización rival del crimen organizado, no especificada. Luego los obligaron a hincarse y les dispararon.

El sobreviviente afirmó que, aprovechando un momento de confusión, consiguió huir, internarse en un monte y pedir ayuda a una persona.

“Habían sido amenazados”: familiares

Familiares de integrantes de Kombo Kolombia dijeron a medios locales que miembros del grupo habían sido amenazados. Una mujer afirmó que su hijo, que formaba parte de la agrupación, le había dicho que quería dejar la banda porque tenía miedo.

En años recientes han sido asesinados varios cantantes, sobre todo de música norteña o intérpretes de narcocorridos, un género musical con letras relacionadas con el mundo del narcotráfico, como Valentín Elizalde o Sergio Gómez.

Kombo Kolombia se dedicaba a la cumbia y el vallenato y había tenido algunas apariciones en la televisión de Monterrey, capital de Nuevo León, pero era poco conocido en otras partes de México.

Nuevo León es uno de los distritos mexicanos golpeados por la violencia ligada al tráfico de drogas, que según el gobierno federal ha dejado más de 70 mil muertos en el país en los últimos seis años.