martes, 22 de enero de 2013

"Pésima coreografía", la cruzada contra el hambre de Peña Nieto: EZLN

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: HERMAN BELLINGHAUSEN.

Las 'limosnas' se tienen que ofrecer en otro lado; 'nadie les cree', dijo el subcomandante Marcos.

San Cristóbal de las Casas, Chis. El subcomandante Marcos dio a conocer la postura zapatista respecto a la Cruzada Nacional contra el Hambre presentada ayer por el presidente Enrique Peña Nieto y la mayor parte del gobierno federal en las afueras de la cabecera municipal de Las Margaritas. El breve comunicado se remite “Para: Alí Babá y sus 40 ladrones (gobernadores, jefe de gobierno y lame-suelas)”, con el remitente: “De: Yo merengues”.

De entrada confiesa: “No encontramos palabras para expresar nuestro sentir sobre su Cruzada

Nacional contra el Hambre, así que va, sin palabras”, para añadir un trazo digital (de dedo) de la seña considerada obscena que Marcos ha empleado en ocasiones anteriores.Enseguida, con una posdata descalifica el acto oficial: “Muy mal muchachos. Pésima coreografía y mala coordinación. Ese aplauso de los acarreados estuvo completamente fuera de tiempo, hasta el ‘preciso `se dio cuenta (lo que ya es decir bastante). Recuerden que el fondo es forma (¿o era al revés?). Mmh… y siguen los tartamudeos, además de las equivocaciones en el uso del plural, el singular, el masculino y el femenino. Hay que practicar más. Mmh… a menos que ya sea el estilo de gobierno, porque la chayo (sic) siguió la misma línea. En fin, a esforzarse más. De por sí nadie les cree y luego con esos papelones, menos”.

El mensaje del jefe rebelde zapatista se divulgó horas después de que el gobierno federal realizara un alarde de desplazamiento institucional y pusiera en un suburbio de Las Margaritas toda la presencia del poder Ejecutivo, incluyendo a casi todos los titulares del pacto federal, para anunciar el programa insignia de la política social del nuevo gobierno para combatir el hambre. Al menos dos de los cuatro oradores de ayer se refirieron a Las Margaritas como “lugar emblemático” y algunas agencias lo llamaron, inexacta pero curiosamente, “municipio zapatista”. El municipio autónomo de la región tojolabal se llama San Pedro de Michoacán y su cabecera está en la selva Lacandona. Y no está realmente en el mapa “del hambre” con el cual el gobierno federal “combatirá” la pobreza en los próximos años.

¿Será “emblemático” porque en Las Margaritas cayó el subcomandante Pedro el primero de enero de 1994? ¿O porque acá anduvo el candidato priísta Luis Donaldo Colosio a fines de 1993 y sintió el calor de la rebeldía? ¿O porque cerca de aquí fue capturado, encarcelado, juzgado y sentenciado a la vergüenza por los rebeldes un ex gobernador chiapaneco? Ni el gobernador chihuahuense César Duarte ni la secretaria de Desarrollo Social Rosario Robles revelaron ayer a qué se referían.

En otro par de posdatas, el vocero del EZLN expresa: “Neta que estaba esperando que se escuchara el tema musical del teletón, el respetable sacara sus encendedores, los del presidium se tomaran de las manos y todos se balancearan al ritmo de ‘s-o-l-i-d-a-r-i-d-a-d’ y, claro, luego, el ‘méxico, clap, clap, clap’, ‘méxico, clap, clap, clap’”.

Y “un consejo” acerca de las “limosnas”: “las tienen que ofrecer en otro lado, aquí no vive ningún Jesús de apellidos Ortega Martínez o Zambrado. O pueden dárselas en el ‘Pacto por México’. (Ah, mis albures son sublimes, ¿qué no?)”.

La víspera, el subcomandante Marcos había divulgado un comunicado donde parodiaba a “los de arriba”, o “ellos”. Lo anunciaba como una “primera parte” que “continuará”.