sábado, 26 de enero de 2013

Niñas de Zongolica detenidas por "toque de queda" presentan denuncia

Fuente: PlumasLibres



Xalapa, Ver. Las menores de edad del municipio deZongolica que fueron privadas de su libertad el pasado 11 de enero por no respetar el toque de queda” impuesto por la autoridad municipal, interpusieron denuncia contra lospolicías que las detuvieron.
Así también, en contra de la  alcaldesa perredista Lidia Mezhua Campos.  Ante Agencia del Ministerio Público Especializada en Delitos contra la Libertad, la Seguridad Sexual y la
Familia por los delitos de abuso de autoridad y pederastía, la família acudió a la presentar su denuncia.
Por ello se inició la investigación ministerial 18/2013.
En su declaración las menores señalaron que los elementos policiacos las subieron a la batea de la camioneta con violencia y fueron trasladadas a la comandancia donde fueron privadas de su libertad. Ahí uno de los uniformados le pidió que tuviera relaciones sexuales con ella a cambio de su libertad.
Cuando pedimos ir al baño los policías no nos quisieron retirar las esposas y ellos nos tuvieron que bajar los pantalones. Uno de ellos me pidió  que tuviera relaciones sexuales con él a cambio de mi libertad“, señaló una de las menores.
La denuncia fue presentada por tres menores de edad y sus respectivas madres.
Una de las afectadas relató que salió de su domicilio junto con dos amigas a comprar jabón y cerillos el pasado 11 de enero y cuando regresaban a su casa, los policías se les acercaron y les dijeron que se las llevarían a la comandancia porque no estaba permitido andar en la calle a esa hora ( 10 de la noche).
Dos de ellas permanecieron hasta la 1 de la mañana en la comandancia hasta que sus padres acudieron por ellas y la otra menor fue puesta en libertad hasta a las 8 de la mañanadel día siguiente. Sus familiares tuvieron que  pagar 600 pesos por cada una.
Las madres de las menores, expresaron que la medida implementada por las autoridades municipales ( Toque de Queda) solo provocan que se comentan más  atropellos por parte de los policías que son solapados por la alcaldesa. Así también, tuvieron que solicitar dinero prestado para poder sacar a sus hijas de la cárcel ya que son de condición muy humilde y en ocasiones no tienen ni para comer.