martes, 8 de enero de 2013

Necesario, definir temas para política exterior eficaz: ex canciller

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: CIRO PÉREZ SILVA.

No se debe asumir necesariamente liderazgo en todos los asuntos, señala Bernardo Sepúlveda Amor.

Para contar con una política exterior eficaz, México no debe “necesariamente asumir liderazgos” en todos los asuntos internacionales, sino identificar aquellos temas que son centrales que pueden tener un impacto en la nación y actuar con una estrategia que le conduzca a salvaguardarlos, afirmó el ex canciller, Bernardo Sepúlveda Amor.


En entrevista con La Jornada, el actual vicepresidente y juez de la Corte Internacional de Justicia de La Haya se refirió al reclamo que hicieron durante 12 años los partidos de oposición al PAN, respecto de una “pérdida de liderazgo” del país en América Latina y el mundo.“La palabra liderazgo en este caso no me parece necesariamente la adecuada”, insistió el ex Canciller, tras destacar que la eficacia de una gestión como la que lleva a cabo la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), debe medirse en términos de que los propósitos que establezca esta administración como de interés para el país, se cumplan y le reporten a México un beneficio.

“Puede suceder que esos intereses sean idénticos a los que tenía el país en 1821 o en 2013. Puede suceder que conforme se van modificando los asuntos en el sistema internacional, se requiera una adecuación periódica de la identificación de esos intereses que pudieran afectar al Estado mexicano, pero lo que es absolutamente necesario es determinar y definir los objetivos que se persiguen y con base en ello, será más fácil determinar cómo habrá de conducir la política exterior”, subrayó

Bernardo Sepúlveda asistió a la 24 reunión anual de Embajadores y Cancilleres que inauguró este lunes el titular de la SRE, José Antonio Meade Kuribreña, y ofreció una conferencia magistral sobre la conformación, hace 30 años, del Grupo Contadora, creado a instancias de los gobiernos de Colombia, Panamá, Venezuela y México para hacer frente a los conflictos militares en América Central y convino en que si bien la condiciones son muy distintas, la interrelación de México con esa región sigue siendo fundamental.

México, dijo, tiene la obligación de entablar con los países de América Central un proceso de acercamiento en temas políticos, de seguridad, sociales y culturales. Hace 30 años los conflictos militares y la guerrilla en algunas de estas naciones representaron para México un peligro de grandes dimensiones. Hoy, agregó, existen otro tipo de riesgos y de oportunidades.

En materia de migración, apuntó, México tiene una responsabilidad particular con América Latina ya que si ha de reclamar a Estados Unidos el tratamiento justo y adecuado a los ciudadanos mexicanos que se encuentran en territorio estadunidense, “tenemos obviamente un deber para que los ciudadanos Centroamericanos que se encuentran en territorio nacional cuenten con la protección que se merecen como individuos”, afirmó el ex Canciller.

Comentó que si bien las condiciones son otras, recordó que derivado de la carrera armamentista en los años 80 en los 5 países de Centroamérica y de la caída de sus economías, el peligro que enfrentaba México era grande. Como ejemplo, dijo, más de 50 mil centroamericanos cruzaron la frontera sur de México para salvaguardar su seguridad, por lo que fue un acierto la conformación del Grupo Contadora.

“Entonces, los factores reales de poder estaban en contra de lograr esa pacificación, había temas ideológicos muy delicados, una confrontación Este-Oeste muy acentuada, de tal suerte que la negociación fue excepcionalmente difícil. Al cabo de 6 años se logró no solo la paz en Centroamérica, sino la instauración de instituciones democráticas de tal suerte que los procesos electorales son parte de la normalidad en la región”, acotó Sepúlveda Amor luego de señalar que los conflictos y riesgos son otros, pero la obligación de México de voltear al sur sigue siendo prioritaria.