jueves, 31 de enero de 2013

Multas millonarias... en suspenso

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: ADRIANA AMEZCUA.

El debate para sancionar a los partidos que rebasaron los topes de gastos de la campaña presidencial se aplaza y provoca polémica al interior del IFE.


Las multas se posponen. El Consejo General del IFE aprobó debatir hasta dentro de una semana los informes de ingresos y gastos relativos a las pasadas campañas presidenciales.

Siete consejeros electorales coincidieron en señalar que valía la pena contar con más de 48 horas para analizar a detalle el proyecto de la Unidad de Fiscalización.

Para honrar “los principios de certeza”, Alfredo Figueroa propuso ampliar el plazo para examinar un documento de dos mil hojas. Del mismo se desprenden las argumentaciones para sancionar a los partidos que rebasaron los topes de campaña oficiales.

Por ello consideró prudente hacer un análisis pormenorizado de los criterios utilizados para acreditar, por ejemplo, el prorrateo de los gastos partidistas.
El primero en secundarlo fue Sergio García Ramírez: el polémico “consejero tricolor”, como algunos lo llaman, con cuyo voto se logró exonerar al PRI de pagar una multa millonaria por las irregularidades halladas en el caso Monex.

“Es prudente y pertinente” abrir los espacios para una mayor reflexión, argumentó García tras apoyar “plenamente” la propuesta de Figueroa.

Los representantes del PAN ante el IFE trinaron.

Aunque estuvieron de acuerdo con aplazar la discusión, criticaron que el mismo razonamiento no se hubiera esgrimido en la sesión previa donde se debatió y votó el proyecto Monex.

Hechos similares –increpó Rogelio Carbajal– no se sancionan en casos similares. “Mientras hoy se sanciona a una coalición por gastos no comprobados, hace una semana eso se decía era inusitado”.

Puso el dedo sobre la llaga: “En el dictamen Monex –sostuvo– hay gastos no asociados a objetivos partidistas”. Y aseveró qué los criterios de la autoridad electoral son regresivos y “no dejan bien parados a la Unidad de Fiscalización” .

El panista precisó que no abogaba para ahora exonerar al otrora Coalición Movimiento Progresista. Sino que destacó que la falta de certeza en los criterios de fiscalización evidenciaba el fracaso del modelo actual: “Este modelo de fiscalización ha fracasado y debe modificarse”, subrayó.

Javier Corral fue más lejos en sus críticas. El senador albiazul afirmó que estamos ante “uno de los más duros reveses” a cargo de los propios consejeros electorales.

“El informe de hoy –dijo– usa otro rasero, otra vara, otros criterios”. En éste sí son sancionados los gastos no comprobados por las izquierdas, pero se impone un criterio de prorrateos “escandaloso” a favor de Enrique Peña Nieto.

“Advierto que esto debieron haber hecho los consejeros electorales la semana pasada ante un asunto tan complicado”. Dada la trascendencia de un asunto que se empató cuatro a cuatro, indicó Corral, el asunto debió retornarse a la Unidad de Fiscalización.

“¿Los criterios van a ser los mismos o se iran cambiando conforme al partido del que se trata?”, inquirió.

Para luego agregar que “ojalá haya una rectificación” del dictamen cuya discusión se pospuso ayer.

Se desmarca

Al respecto, y sin buscar polemizar, el presidente del IFE, dijo no compartir las argumentaciones de los panistas.

“No encuentro cómo se pueda cuestionar el debido proceso de la Unidad de Fiscalización para hacer en tiempo y forma una auditoría”, afirmó.

Leonardo Valdés Zurita, junto a Marco Antonio Baños, votó por no aplazar el debate y resolución de las multas a los partidos.

Visiblemente molesto, consideró no hay ausencia de certeza en el documento que los consejeros valorarán, no coincidió en que se pueda modificar el sentido del mismo y que no compartió “por ningún motivo” las alusiones respecto al fracaso del modelo de fiscalización. El ambiente se tensó de más y Baños salió al rescate. Solicitó seguir manteniendo un ambiente cordial, “no conviene generar confusiones en la opinión pública”.

Turnan punto de acuerdo

Lo cierto es que pese a que la representante del PVEM, Sara Castellanos, pidió no ceder a la presión y no posponer el debate, al final, siete de nueve consejeros votaron por aplazar el veredicto de las sanciones a los partidos.

El perredista Camerino Márquez recordó al partido Verde que desde 2009 arrastra una multa de 209 millones de pesos y reconoció a su vez el esfuerzo de analizar con exhaustividad el dictamen con el que se busca multar a las izquierdas con casi 130 millones de pesos.

Minutos después de la votación en el IFE, en la Comisión Permanente de la Cámara de Diputados, el PRI y el PVEM evitaron se discutiera el punto de acuerdo referente a la destitución de Alfredo Cristalinas Kaulitz.

El PAN y el PRD por separado han solicitado la remoción del titular de la Unidad de Fiscalización del IFE y la comparecencia de los nueve consejeros electorales para explicar los motivos de desechar las quejas en torno al caso Monex.

Tras ser rechazado en la Cámara baja, el punto de acuerdo presentado por los albiazules fue turnado a la Comisión de Gobernación del Senado.