domingo, 20 de enero de 2013

Fue farsa operativo anti-ambulantes de @JorgeRoHe: no se metió con más de 50 puestos en el Metro

FUENTE: BLOG DE IZQUIERDA.
AUTOR: VICTOR HERNÁMDEZ.

El operativo del delegado panista de Benito Juárez, Jorge Romero, supuestamente contra los ambulantes del Metro Zapata, en realidad fue otra más de sus ya conocidas farsas.

De acuerdo con Libre en el Sur, en la zona del Metro Zapata hay 133 puestos de vendedores ambulantes. Tan sólo en Avenida Universidad y Heriberto Frías hay 57. Pero el operativo de Romero sólo se metió con 13 puestos semi-fijos sin tocar a los demás.

Esto a pesar de que Romero presumió en Twitter estar actuando contra los ambulantes. La realidad es que sólo se metió con unos cuantos que eran presa fácil y con los demás no se metió.

Falta saber de quién son esos puestos. Los 13 que retiraron eran controlados por la líder panista de ambulantes, Guadalupe Peñaflor.

Tal vez eso explicaría por qué con los otros puestos (44 más) Romero no se metió.

Lo digo porque de acuerdo con el Twittero Omar Jalil (@omarjalil13), Romero se reunió ni más ni menos que con Gabriel ROjas, hijo de Guadalupe Peñaflor. Para respaldar su dicho, Jalil tuiteó esta foto de la reunión.

La foto, dice Jalil, fue tomada en noviembre, mientras afuera de la delegación los comerciantes invidentes protestaban por el retiro ilegal de sus puestos por parte de Romero. Claro, ellos no eran de la gente de Peñaflor ni le ayudaron a inflar el padrón del PAN para que Romero fuera candidato.

La foto es reveladora también por otro detalle: Si desde noviembre la gente de Peñaflor ya había acordado una reubicación ¿por qué no se reubicaron?
Pues porque esa reunión fue otra farsa de Romero. Tan farsa como el operativo del viernes, en el cual, como demostró Libre en el sur, no tocaron a la mayoría de los puestos de ambulantes.

Que no les vea la cara Romero a los vecinos de Benito Juárez. Con los que le ayudaron a hacer fraude no se va a meter.