miércoles, 30 de enero de 2013

Acusan a nuevo delegado de Sagarpa en Querétaro de endeudar a su municipio

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: MARIANA CHÁVEZ.

Cuando fue presidente municipal de San Juan del Río, Gustavo Nieto realizó un mal manejo administrativo, denunció José Luis Báez Guerrero, dirigente del PAN en la entidad.

Querétaro, Qro. El ex presidente municipal de San Juan del Río, Gustavo Nieto Chávez, fue designado como delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) en la entidad, acción que lamentó el Partido Acción Nacional (PAN) al considerar que representa “un premio a la irresponsabilidad” dado que el priísta realizó un mal manejo administrativo en el trienio municipal 2009-2012 al dejar adeudos por 200 millones de pesos.

A través de un comunicado de prensa, el PAN que preside José Luis Báez Guerrero en la entidad, lamentó la designación de Gustavo Nieto por considerar que se trató de “un premio a la irresponsabilidad en el manejo de los recursos públicos” del ex presidente municipal de San Juan del Río.

Báez Guerrero, indicó que Gustavo Nieto endeudó a San Juan del Río con 240 millones de pesos, además que destino 726 millones de pesos de los mil 540 millones de pesos que ejerció como presupuesto durante el trienio de su mandato, al rubro de servicios especiales (salarios y prestaciones).


El 23 de enero pasado, el gobierno municipal de San Juan del Río que encabeza, Fabián Pineda Morales, dio a conocer a través de un comunicado de prensa, que su administración redujo 13 por ciento el recurso destinado al rubro de servicios personales, y desglosó las cantidades que su antecesor, Gustavo Nieto Chávez destinó para explicar que el gasto era inferior en comparación a la administración 2009-2012.

Explica que en 2010 el gobierno de San Juan del Río destinó 191 millones de pesos a gasto personal; en 2011, fue de 255 millones de pesos y en 2012 fue de 280 millones de pesos, cuyas cantidades representan el 44 por ciento del presupuesto de egresos total de esa demarcación municipal.

Para Báez Guerrero, el nombramiento de Nieto Chávez representa “una falta de respeto para los habitantes de San Juan del Río”, y lamentó que el gobierno estatal que encabeza, José Eduardo Calzada Rovirosa haya respaldado la decisión del gobierno federal al ubicar al ex presidente municipal en una dependencia prioritaria para el combate a la pobreza en el campo.
“Al frente de la SAGARPA se pone a una persona de probada inexperiencia en administración recursos”, se indica en el comunicado de prensa del PAN estatal.

En entrevista, Gustavo Nieto, indicó que fue invitado por la SAGARPA federal para que ocupara la delegación en Querétaro y rechazó que haya realizado mal manejo administrativo durante su gestión como edil, al explicar que su antecesor el panista, Jorge Rivadeneyra endeudó al municipio con 120 millones de pesos, además que dejó un pasivo superior a los 80 millones de pesos con proveedores, lo que provocó que la deuda fuera superior a los 200 millones de pesos.

Indicó que durante su administración (2009-2012) disminuyó la deuda y sólo dejó un pasivo de 60 millones de pesos. Expresó que tampoco incurrió en nepotismo, tal como se especula. “Sería un tonto de mi parte contratar a familiares, no es ético, sería lo más burro”, expresó.

También dijo estar capacitado para ocupar la delegación de la SAGARPA, porque es ingeniero agrónomo.

Entre los nuevos delegados en Querétaro, se destacan personas que ocupaban algún cargo en la administración estatal, y algunos aspirantes a candidaturas por el PRI que no la obtuvieron en el pasado proceso electoral.

Juan Vázquez estaba en la Comisión Estatal de Caminos y fue reubicado en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. El Oficial Mayor estatal, Manuel Pozo Cabrera se espera que este jueves tome posesión como delegado de la Secretaría de Desarrollo Social
En tanto, el ex diputado local (53 Legislatura local) Enrique González González fue nombrado delegado de INFONAVIT, persona que hace nueve años fue demando por un ciudadano para que pagara los gastos médicos de una persona que atropelló al conducir en estado de ebriedad.