jueves, 10 de enero de 2013

Abusos de ex ediles disparan deudas municipales; 10 alcaldías deben 33.5% del total de pasivos

FUENTE: SIN EMBARGO
LINK: http://www.sinembargo.mx/10-01-2013/485725

La situación financiera en cerca de mil municipios de todo el país es preocupante. En algunos ayuntamientos no se tiene ni para pagar a los empleados, en otros se investiga a los ex ediles por peculado y en algunos más los ex alcaldes dejaron las arcas prácticamente vacías aunque, antes de finalizar sus mandatos, se repartieron jugosos finiquitos.


 Calificadoras de riesgo, como es el caso de Fitch Ratings, han alertado que, como consecuencia de este crecimiento en las deudas locales, las administraciones con mayor monto de pasivos han emprendido planes de ajuste fiscal que se traducirán, para los ciudadanos, en mayores impuestos, una fiscalización más profunda y recorte en los presupuestos para programas públicos. Pero además, destaca, representan un foco de alerta pues, de ahondarse esa crisis, podrían contaminar las finanzas públicas estatales –algunas ya de por sí debilitadas– y, más aún, las del gobierno federal.

 De acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dadas a conocer apenas ayer, 9 de enero, 981 de los 2 mil 456 municipios tienen severos y elevados endeudamientos al término del segundo trimestre de 2012. Además, en tan sólo en 10 alcaldías se concentra 33.5% de la deuda total a nivel de los ayuntamientos, misma que ascendió a 43 mil 646 millones de pesos.

 Ante esta situación, el 7 de enero pasado, Luis Videgaray, titular de la SHCP, aseguró que no se rescatará a los municipios que se han declarado en quiebra. 

“De ninguna manera podemos hacer un rescate, pero como lo dijo el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, el 1 de diciembre, tienen que ponerse orden en el tema de la deuda de los estados y los municipios y de ahí que se esté trabajando con los partidos políticos en el contexto del Pacto por México, una iniciativa de ley para poner orden en el tema de la deuda de los estados y municipios”, dijo. 

En entrevista para Primero Noticias, el funcionario federal detalló que hay casos como el de Jalisco, que entró en un incumplimiento de pagos en diciembre y su calificación fue degradada al nivel más bajo.
Según la dependencia hacendaria, los municipios de Jalisco cuentan con el mayor nivel de deuda a nivel nacional con un monto de 7 mil 808 millones de pesos. Pero, además, 22 administraciones municipales en esa entidad –que terminaron funciones el pasado 30 de septiembre– se despidieron con el aumento de pasivos con instituciones bancarias, publicó el diario El Informador. 

“La mayoría de los municipios, sino es que los 125, están endeudados; algunos están quebrados”, dijo Omar Hernández, presidente de la Comisión de Gobernación del Congreso de Jalisco el 15 de septiembre de 2012. También en este estado, se encuentra el municipio por mayor endeudamiento en México: Guadalajara, con más de 2 mil millones de pesos.


GUADALAJARA  

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público informó que la capital del estado de Jalisco encabeza a los municipios con mayor carga de pasivos, con 2 mil 681 millones de pesos, 5.9% del saldo neto nacional.

 El gobierno de esta alcaldía está encabezado por el priista Ramiro Hernández García, quien asumió el cargo el 30 de septiembre de 2012. Su antecesor es Francisco Ayón, quien fue asignado Presidente Municipal interino luego de que el también priista Jorge Aristóteles Sandoval pidiera licencia a su cargo como edil para contender en las elecciones estatales pasadas, siendo electo Gobernador de Jalisco para el periodo 2013-2018.
 El desequilibrio financiero en la ciudad fue saliendo a la luz a mediados del año pasado, cuando la casa calificadora Standard & Poor’s publicó un informe desfavorable sobre las finanzas municipales, en el que señala “el desfase existente entre los ingresos y gastos municipales son evidencia de la ausencia de una prudente planeación de mediano y largo plazo”. 

Tras darse a conocer esto, la Tesorería del Ayuntamiento reconoció que las finanzas habían sufrido conflictos en 2011 debido a “una programación del gasto público que no se pudo sostener en los ingresos efectivos que llegaron a la hacienda municipal”, publicó El Informador. 

Pese a esta situación, la Comisión de Hacienda Pública aseguró en noviembre que Guadalajara no necesitaba la inclusión en ningún plan de rescate por parte del Gobierno del Estado. 

Sin embargo, la condición no ha mejorado en los últimos meses y apenas el 9 de enero Milenio reveló, citando datos de la página web municipal, que la alcaldía “debe pagar de inmediato 870 millones de pesos, de los cuales 419 millones de pesos son para liquidar a proveedores, casi 57.5 millones por pagar a corto plazo a contratistas por obra pública y más de 40 millones en transferencias por pagar a corto plazo”. 

El rotativo destaca que dicho estado de cuenta se presenta hasta el pasado 30 de septiembre, por lo que el adeudo fue heredado por “la Administración del ex alcalde Aristóteles Sandoval y de Francisco Ayón”. De hecho durante la campaña electoral el panista Fernando Guzmán Pérez Peláez acusó a su contrincante de haber dejado “una deuda oculta” por 200 millones de pesos, que se sumaban a las cifras oficiales. Según Hacienda, Guadalajara no es el único municipio con pasivos preocupantes.