viernes, 28 de diciembre de 2012

Velasco Coello, dispuesto a colaborar para atender demandas del EZLN

FUENTE: PROCESO.

Una semana después de la marcha silenciosa que realizaron alrededor de 30 mil integrantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en el estado de Chiapas, el gobernador Manuel Velasco Coello se dijo dispuesto a emprender acciones conjuntas con el gobierno federal para atender sus demandas.
En un escueto comunicado, Velasco dio respuesta al exhorto que el pasado jueves 27 lanzó el Congreso de la Unión para que los gobiernos federal y estatal reanuden el diálogo con el EZLN, a fin de concretar los acuerdos de San Andrés Larráinzar.
“El gobierno del estado de Chiapas saluda el punto de acuerdo y llamado plural del Congreso de la Unión respecto de la importancia y necesidad de dar respuestas al EZLN”, puntualizó.

El mandatario estatal reiteró la disponibilidad de su gobierno e incluso aseguró que “ha comenzado a acreditar con acciones de distensión el compromiso a favor de la paz y la reconciliación”.
Añadió que al Congreso de la Unión y al gobierno federal también corresponde diseñar una estrategia continuada y realista que deberá acreditarse con hechos.
El pasado jueves 28, durante la sesión de la Comisión Permanente del Congreso, diputados y senadores aprobaron un punto de acuerdo para exhortar al gobierno federal y el de Chiapas a realizar un “esfuerzo serio, de diálogo y concertación de acuerdos que garanticen a la población indígena del país su justo derecho a una vida digna”.
Los legisladores coincidieron en que a 18 años del surgimiento del conflicto armado en Chiapas, el compromiso de restituir los derechos a los pueblos indígenas en materia de justicia, igualdad y autonomía sigue pendiente.
Desde el pasado viernes 21, cuando miles de zapatistas marcharon por los municipios de Ocosingo, Margaritas, Palenque, Altamirano y San Cristóbal de Las Casas, Velasco Coello había evitado hablar del tema, igual que el presidente Enrique Peña Nieto.
No obstante, el miércoles 19, cuando se confirmó la movilización en las cinco cabeceras municipales claves para el movimiento indígena armado, Velasco Coello lanzó un mensaje de “buena voluntad” para el EZLN.
En un comunicado anunció que “de acuerdo a la voluntad política expresada y en apego a la legalidad del estado, fueron liberados Aníbal López Monzón y Carlos López Monzón (bases de apoyo zapatistas), así como sus hermanos Juan y Jacobo López Monzón, mismos que se encontraban recluidos en el penal de Motozintla”.
Velasco también informó de la cancelación de la orden de aprehensión contra Alfonso Cruz Espinoza, originario de San Antonio Toniná, igualmente base de apoyo zapatista.