viernes, 21 de diciembre de 2012

Guerrero: Policía Ciudadana condena extorsión de Antorcha campesina

FUENTE: LOS ANGELES PRESS
AUTOR: SERGIO FERRER.

 TEMACALATZINGO, Guerrero. Eleocadio Cuadrado Acevedo ha sido víctima de extorsión y violencia por parte de Antorcha campesina en el municipio de Olinalá. Instigado por este grupo de choque con la anuencia de autoridades que lo arrestaron por no pagar la extorsión, su abuela sufrió una crisis nerviosa y posteriores secuelas.


Para el Consejo de Gobierno, Seguridad y Justicia de la Policía Ciudadana Popular (PCP) es una flagrante injusticia cometida en contra de este campesino y de los demás ciudadanos de los pueblos indígenas. Se trata de la segunda denuncia pública desde la fundación de la PCP el 2 de diciembre y se dio a conocer la detención por parte de la policía municipal del nahua la madrugada del 18 de este mes en la comisaría municipal de Santa Cruz Lomalapa, municipio de Olinalá con uso de violencia.

Ante estos hechos derivados de un conflicto entre vecinos por la entrada de unos marranos a un terreno, la PCP exige a través de un comunicado al presidente municipal priísta Eusebio González Rodríguez y al síndico procurador, prudencia en sus acciones con las comunidades originarias, de lo contrario desconocerán su autoridad.

También piden que dejen de provocar a través de sus agentes externos de Antorcha Campesina porque solo siembran odio y no traen propuestas para el desarrollo de las comunidades sino solo conflictos por lo que no son bien vistos en territorio comunitario.

Otra exigencia radica en el respeto absoluto a los derechos humanos de todas y todos los indígenas, alto a la extorsión institucional, así como el respeto a la organización autónoma de las comunidades indígenas y campesinos del sistema de gobierno seguridad y justicia popular.

En el sexto punto, informan que el CGSJ-PCP es el órgano de interlocución autorizado para cualquier asunto que tenga que ver con las comunidades indígenas adheridas a la policía ciudadana que nace ante la corrupción y violencia de grupos de delincuencia organizada e institucional.

La misiva, notifica que al no haber pruebas de delito y ante la intervención del CGSJ-PCP, con autoridades municipales, Cuadrado Acevedo salió libre pero no le devolvieron dinero que le habían quitado acusando además a las autoridades de provocarle daño moral y sicológico.

Los hechos

La Policía Ciudadana y Popular narra en el texto que unos marranos del señor Miguel F. R. entraron al patio del señor Cuadrado Acevedo por lo que él los ahuyentó para evitar daños, pero el dueño de los porcinos se molestó y discutieron con groserías aunque la situación no derivó en una cuestión más grave.

Sin embargo, Miguel F.R, por presunta indicación de su suegro Gabriel de los Santos y su cuñado Jośe de los Santos, ambos dirigentes de Antorcha campesina, lo obligaron a denunciar y exigir un pago sin que existiera daños o lesión alguna.

Fue así que el comisario de Lomalapa le cobró a Cuadrado Acevedo 700 pesos pero antorchistas solicitaron su parte exigiendo 500 pesos más. Al no tener el acusado la cantidad de dinero solicitada, los antorchistas, junto con el comisario, llamaron a la policía municipal por lo que el nahua fue llevado a Olinalá donde el Ministerio Público consintió la extorsión.

Para la Policía Ciudadana existen antecedentes de extorsión contra indígenas desde años atrás por parte del Ministerio Público y distintos gobiernos municipales han utilizado este grupo de choque como Antorcha campesina para que “hagan el trabajo sucio”.

Dentro del historial de hechos de extorsiones y violaciones de derechos humanos destacan la agresión sufrida por una señora de Vista Hermosa por la ruptura de las represas de agua de uso común para dos localidades, y ataques a la propia policía municipal y agresiones en reuniones comunitarias.

Estas cuestiones, que al revertírseles son prontamente denunciadas ante el Ministerio Público y la presidencia son para la Policía Ciudadana derivadas del apoyo que reciben por parte del auxiliar del Ministerio Público y “en plena complacencia del Ayuntamiento Municipal actual... así como lo fue de anteriores gobiernos priistas”.

Policía Ciudadana señala complicidad de autoridades

Según el comunicado del Consejo de Gobierno, Seguridad y Justicia de la Policía Ciudadana y Popular, la situación de las personas involucradas en el conflicto está siendo analizada para iniciar cualquier procedimiento que corresponda, ya que están alterando la paz y convivencia sana de las comunidades indígenas. En cuanto a las instituciones, afirmaron repudiar el manejo fuera de la ley y el hostigamiento de indígenas condenando la “actitud provocadora de las autoridades, presidente municipal y síndico procurador así como de la Policía Preventiva Municipal” fincando responsabilidad a los anteriores de cualquier incidente que se presente.

Nuevamente, el CGSJ-PCP emite la recomendación a integrantes de Antorcha campesina en Olinalá de reflexionar y corregir su conducta porque “les están envenenando la cabeza para agredir a sus propios hermanos -los nauatlajtoani todos somos hermanos, no tuerzan el camino, no se equivoquen—nosotros no somos sus enemigos”, señalan en el documento.

El comunicado reitera que los pueblos se han organizado para defenderse de la delincuencia organizada e institucional, siendo ellos mismos quienes pueden y deben proporcionar seguridad, justicia y desarrollo, somos nosotros mismos ante un gobierno que por siglos ha abandonado a su suerte a los pueblos indígenas en todo el país dejando solo desprecio, represión, chantaje, manipulación política, exclusión, injusticia y represión.