jueves, 27 de diciembre de 2012

Extranjeros podrían patentar nopal y maguey

FUENTE: PERIODICO LA VOZ





El maguey y el nopal corren el riesgo de ser patentadas por extranjeros ante el descuido y sobreexplotación que se ha tenido de esas plantas mexicanas, pues por sus cualidades medicinales y nutricionales especialistas de otras naciones se han enfocado a tener toda la autoridad para adueñarse de su denominación y comercialización.

De acuerdo con información de la Confederación Nacional Campesina (CNC) basada en un estudio encabezado por su dirigente, Gerardo Sánchez, el 80% del país se encuentra degradado por el arrastre de suelos, tanto por la acción del viento como del agua en torrente.

Esto, sin que hasta ahora hayan surtido resultados palpables los programas de reforestación de bosques, selvas y vegetación arbustiva, lo cual se ve reforzado por el aprovechamiento irracional de plantas que, como el maguey y el nopal, requieren de tiempo para convertirse en protectores contra la erosión del viento y el agua.
Ciro Ríos Lara, presidente de la Unión Nacional de Productores de Maguey y Nopal (UNPMN) informó que un grupo de expertos, agrónomos e investigadores del Instituto Nacional de Ciencias Biológicas y de varias áreas de ingeniería del Instituto Politécnico Nacional, están interesados en rescatar del olvido a esas dos plantas.
El objetivo, detalló, es devolver la cubierta vegetal a grandes extensiones del territorio nacional; desarrollar proyectos industriales derivados del nopal y maguey, así como fomentar el empleo e ingreso en el medio rural.
En los estudios realizados, concluyeron en la necesidad de proteger esos recursos vegetales frente al alto riesgo de que otros países, concretamente China patentan variedades de nopal y sus derivados, con la perspectiva de que, en un tiempo determinado, puedan cobrar regalías en las naciones consumidores, entre ellas México.
Ciro Ríos Lara mencionó que la mancha urbana se ha convertido en el principal enemigo de las plantaciones de maguey y nopal y dijo que este problema se presenta con mayor intensidad en el valle de México.
De manera grave en el Distrito Federal, situación que se ve agravada por la vejez de las plantaciones de Milpa Alta, principal zona productora de nopal de verdura de esta zona, con la consecuente baja de calidad y productividad.
Resaltó que tras miles de años de sobrevivir en condiciones adversas de clima y en su gran mayoría utilizados de manera marginal en suelos deteriorados por la erosión, estas plantas mexicanas son saqueadas por empresarios foráneos, principalmente de China.
Expuso que algunos estudiosos de ambas cactáceas han llegado a la conclusión de que “no sirven para nada”, pero otros con un criterio positivo, afirman que el maguey y el nopal tienen grandes cualidades medicinales, industriales y nutritivas,, sobre todo que son fuente de empleo permanente en el medio rural y un factor importante para detener el proceso de desertización.