viernes, 28 de diciembre de 2012

Descarta la CFC investigar a Aeroméxico por incurrir en prácticas monopólicas

FUENTE: LA JORNADA:
AUTOR: ENRIQUE MÉNDEZ Y ROBERTO GARDUÑO.

La Comisión Federal de Competencia descartó investigar una denuncia generada en la Cámara de Diputados contra Aeroméxico por prácticas monopólicas. El pasado 6 de diciembre, el pleno aprobó un exhorto a la CFC con objeto de emprender pesquisas en torno a las actividades de la empresa porque afecta el interés de sus pasajeros.

La demanda de los legisladores se fundamentó, también, en solicitar a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) expedir la normatividad referente a la protección de los derechos de los pasajeros de las líneas aéreas regulares concesionadas, en particular respecto de los cargos adicionales por cambios de itinerarios a petición del usuario, y además respecto de la compensación y asistencia en casos de sobreventa de capacidad, cancelación y retraso de vuelos.

El pasado 18 de diciembre la Comisión respondió a la Cámara de Diputados y le sugirió que la decisión de un cambio de fondo en las actividades de las aerolíneas que abusan de los usuarios se encuentra en manos de los diputados y senadores, quienes podrán impulsar un nuevo marco regulatorio.

“Al respecto no se desprenden elementos suficientes que otorguen a esta autoridad una causa objetiva para el inicio de una investigación de oficio por posibles prácticas violatorias de la Ley Federal de Competencia Económica. La CFC también ha emitido opinión sobre diversas iniciativas que buscaban reformar la Ley de Aeropuertos y la Ley de Aviación Civil. En éstas, la Comisión ha recomendado al honorable Congreso de la Unión realizar modificaciones a la legislación con el objeto de impulsar la conformación de un marco regulatorio que permita mayor competencia y libre concurrencia en el sector.

En este sentido, la CFC manifiesta su total disposición de colaborar con el honorable Congreso de la Unión para trabajar conjuntamente en iniciativas que tengan por objeto generar un marco regulatorio acorde a los principios de competencia y libre concurrencia, que beneficien a los consumidores en términos de mayor calidad y variedad de servicios a menores precios.

A decir de Eduardo Pérez Motta, presidente de la CFC, es necesario procurar mayor concurrencia de líneas aéreas, desregular el procedimiento de concesionamiento para la prestación del servicio de transporte aéreo nacional para propiciar concurrencia de nuevas líneas aéreas y de las existentes, y liberar la movilidad de concesionarios de rutas.

No obstante, no se compromete y simplemente enuncia que busca promover el proceso de competencia y libre concurrencia en el sector de la aviación civil de pasajeros, a través de diversas decisiones y opiniones emitidas en la materia.

Así, Pérez Motta recordó que el órgano a su cargo resolvió en 2007 sobre la concentración entre Grupo Mexicana de Aviación, SA de CV (Mexicana), y Consorcio Aeroméxico, SA de CV (Aeroméxico). En su análisis, la comisión determinó que en 24 de las 25 rutas nacionales y en 13 rutas internacionales, la concentración podría representar un riesgo para la competencia. Además señaló que existía gran cantidad de barreras a la entrada en el mercado de transporte aéreo, incluida la limitación del 25 por ciento a la inversión extranjera en transporte aéreo nacional.

En aquella oportunidad la CFC decidió no autorizar la concentración entre Mexicana y Aeroméxico, a fin de proteger el proceso de competencia y libre concurrencia y prevenir la formación de un agente económico con poder sustancial en los mercados, con capacidad de desplazar indebidamente a sus competidores e imponer precios y condiciones desfavorables a los consumidores.