jueves, 13 de diciembre de 2012

Anticipan campesinos fracaso de la Cruzada contra el Hambre

FUENTE: PROCESO.
AUTOR:  PATRICIA DÁVILA.

 Organizaciones campesinas advirtieron al presidente Enrique Peña Nieto que la Cruzada contra el Hambre anunciada por la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, está destinada al fracaso, mientras no se modifiquen las políticas públicas vinculadas al campo y los recursos a este sector se centren en el fomento productivo y no en el asistencialismo generador de pobreza.
Luego de que la neopriista Robles Berlanga anunciara que en 60 días a lo mucho presentará la estrategia para combatir el flagelo del hambre, el dirigente de la CIOAC, Federico Ovalle Vaquera, se mostró escéptico sobre la viabilidad de dicho proyecto.
Sobre todo, dijo, porque en el presupuesto del próximo año, en el rubro de alimentación, disminuyeron los recursos en poco más de mil millones de pesos.
A nombre de las organizaciones campesinas convocantes a un Foro de Análisis sobre el Pacto por México, el líder de CIOAC dijo que las organizaciones campesinas demandan un cambio en el modelo económico y en la redistribución de los recursos presupuestales”.

En presencia de liderazgos y representantes de las organizaciones de CODUC, CAP, CONORP y El Barzón, el especialista en economía de la Universidad Autónoma Chapingo, Emilio López Gámez, lamentó que la propuesta del jefe de la Nación en el Programa Especial Concurrente (PEC) 2013, haya llegado a la Cámara de Diputados muy mermada en comparación con los ciclos anuales 2004-2012, donde al proyecto del presidente se le sumaban en promedio 17 mil 500 millones de pesos.
Con base en lo anterior, para este 2013, se esperaba alcanzar un presupuesto para el PEC de 337 mil millones de pesos, sin embargo, la propuesta de Peña Nieto apenas llega a los 300 mil millones de pesos por lo que difícilmente se podrá alcanzar la cifra estimada por las organizaciones campesinas para incentivar el apartado productivo del sector social.
En la conferencia de prensa, el especialista pidió a los diputados llevar a cabo su función y elevar montos, así como reorientar el recurso presupuestal del PEC 2013, ya que no hay que olvidar que México actualmente importa el 44% de los alimentos.
Actualmente, México importa el 30% del maíz que se consume; el 56% del y el 75% del arroz,  situación, dijo, que mantiene al país en dependencia alimentaria.
Los dirigentes campesinos coincidieron en que las incongruencias entre los anuncios políticos y los proyectos económicos de la actual administración también se comprueban en el hecho de que sólo el 1.1% se va a los pequeños y medianos productores mientras que el 96% de los recursos para fomento productivo lo absorben los agroindustriales.
Advirtieron: “Es momento de que los pequeños productores dejen de ser vistos como pobres en el PEC, pues ello implica que el recurso federal se cargue a los programas sociales que no generan riqueza”.
Otra incongruencia se da en el monto destinado al rubro de Ingreso Objetivo al cual se le destinan poco más de 10 mil millones de pesos para 218 mil beneficiarios y a la CDI se le programa un monto por 10 mil 300 millones de pesos para atender a más de 12 millones de indígenas.